El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, calificó como un combate de encuentro el que se registró entre tropas del Ejército y guerrilleros de las Farc en la vereda el Tigre, en zona rural del municipio de La Uribe, en el departamento del Meta. Por su parte el grupo armado sostiene haber sido atacado mientras los guerrilleros esperaban una comisión de la ONU. Villegas Echeverri explicó que lo que ocurrió en este caso fue que integrantes de las Fuerzas de Despliegue Rápido del Ejército, que estaban realizando controles territoriales en la zona, se enfrentaron con los insurgentes que estaban en ese sector. "Según las Farc este combate dejó tres subversivos heridos. Hemos ofrecido, en coordinación con el Comité Internacional de la Cruz Roja, brindarles toda la atención", manifestó el Ministro de Defensa. Los guerrilleros lesionados pertenecen al bloque oriental 'Jorge Briceño'. Por su parte la guerrilla de las Farc, a través de un comunicado del bloque oriental 'Jorge Briceño', afirmó que se trataba de una comisión que estaba esperando a unos delegados de la ONU y del Gobierno Nacional, para encargarse de labores relacionadas con el monitoreo y verificación del cese bilateral. "En el lugar se encontraban algunos guerrilleros de las Farc, que harían parte de la extracción de la comisión de seguimiento, monitoreo y constancia de cese al fuego bilateral y definitivo", menciona el comunicado. En un apartado posterior, la comunicación dice "dicha comisión estaba a la espera de la comisión de la ONU y del Gobierno Nacional grupo de verificación, que no llegó el día previsto por lo cual los guerrilleros esperaron al día siguiente". "Morterazos que hirieron 3 guerrilleros que esperaban extracción de verificadores del cese al fuego, demuestra intransigencia de ciertos mandos", escribió el guerrillero Ricardo Téllez en su cuenta de Twitter. Por su parte Carlos Lozada, miembro del Secretariado de las Farc, le escribió un mensaje a la cuenta del Ministerio de Defensa en Twitter, sosteniendo que "lo ocurrido en Meta no fue combate de encuentro, fue asalto a delegados FARC que viajaban a La Habana". Finalmente la guerrilla realizó un llamado para que se esclarezcan los hechos, afrimando que este sería un golpe al proceso de paz.