El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, llegará en los próximos minutos hasta la zona del Urabá antioqueño con el objetivo de evaluar las condiciones de seguridad que se mantienen en la zona tras las alteraciones en el orden público que se han presentado a raíz de las protestas por la ubicación de tres peajes.

Hasta el momento las autoridades señalan que dos personas murieron en medio de los disturbios en los que además se ha reportado la destrucción e incineración de sedes públicas, así como de los mismos peajes.

En las últimas horas fueron enviados refuerzos tanto de Policía como del Ejercito a Turbo, así como miembros del Escuadrón Antidisturbios, para intentar retomar el control de la seguridad en la zona.

Los más recientes disturbios dejaron un saldo de dos personas fallecidas y daños materiales en peajes y en las alcaldías, según reportaron las autoridades. (Lea también: La ANI suspendió temporalmente cobro de peajes en el Urabá)

La primera persona que perdió la vida esta semana fue un ayudante de bus quien resultó gravemente herido en medio de fuertes disturbios por enfrentamientos de los manifestantes con el Esmad y posteriormente falleció en el hospital de Chigorodó.

En las últimas horas perdió la vida una segunda persona que había resultado herida en el centro de Apartadó en medio de nuevos los enfrentamientos con miembros del Esmad. (Lea aquí: 50.000 pesos habrían pagado a menores para protagonizar disturbios en Urabá)

Según la información de las autoridades de trata de un joven que se, al parecer, se encontraría en medio de las protestas.

Estas dos muertes se encuentran en proceso de investigación para establecer los hechos en que resultaron heridas y posteriormente perdieron la vida estos dos hombres.

El caos en el Urabá también tiene en alerta hospitalaria a las localidades, pues los medicamentos, balas de oxigeno y ambulancias no se han podido movilizar, como lo aseguró Carlos Montes, coordinador de Gestión del Riesgo de Apartadó.