Foto: Colprensa - Sofía Toscano

Al acatar una orden del Consejo de Estado, con ponencia de la magistrada Stella Conto, el Ministerio de Defensa en un acto de perdón público ofrecerá excusas a la familia de un militar de la Armada, quien fue víctima de un atentado en Bogotá en 2001. En la sentencia se declara responsable al Ministerio de Defensa por “la omisión en la protección del señor José Mario Guilombo Acosta, su esposa Liliana Angarita y su hija” , por lo cual se le condena a pagar por concepto de perjuicios morales y daño a la vida, 780 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Los hechos ocurrieron el 19 de julio de 2001 en el barrio Villa de los Alpes al sur de Bogotá, donde resultó herida la hija del uniformado. El militar era el encargado de hacer contra-inteligencia en contra de los militares de la misma interrogación. Según el expediente desde el 2001, mediante amenazas contra su vida y su familia, le exigieron renunciar y destruir la información confidencial, hechos que “conocieron sus superiores, incluyendo la Cúpula Militar de Mando de la Armada”. De igual modo, dice el expediente que el militar solicitó en reiteradas oportunidades medidas de protección, incluido su traslado fuera del país, “pero ello no fue concedido. Al contrario lo invitaron a solicitar el retiro del servicio activo”, motivo por el cual terminó denunciando penalmente a funcionarios de la Armada, lo que según su abogado, “desató una persecución laboral que culminó en el retiro del servicio”. Por último, señala la sentencia que el militar se vio obligado a abandonar el país y resguardarse en calidad de refugiado en Toronto - Canadá.