El Gobierno Nacional se unió para combatir la crisis de hacinamiento en las cárceles, y firmó un convenio interinstitucional que ayudará a avanzar en el diseño y mejoramiento de los centros penitenciarios del país, que permita la apertura de nuevos cupos carcelarios en favor de la población reclusa.

Así se indicó luego de que el Ministro de Justicia, Enrique Gil, firmara un acuerdo del cual además del Ministerio de Justicia, hacen parte la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco, la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (USPEC), el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Según lo afirmó Enrique Gil Botero, “este es uno de los propósitos que tiene el Estado y el Ministerio de Justicia a través de sus entidades adscritas. Las autoridades carcelarias tienen el objetivo de hacer predios para cárceles que estén ubicadas en lugares estratégicos, que además tengan un valor comercial importante y que permitan el desarrollo de proyectos inmobiliarios”, manifestó.

El Ministro de Justicia añadió que “el convenio tendrá una vigencia de tres años a partir de la fecha de la firma, pero podrá ser prorrogado de común acuerdo entre las partes, y que permitirá avanzar en el desarrollo del sistema penal colombiano que actualmente cuanta no solo con el apoyo del Estado sino que la empresa privada participa activamente” indicó.