Cargando contenido

Foto: Inaldo Pérez - RCN Radio


La ministra del trabajo, Griselda Restrepo, afirmó que la entidad vigilará de cerca el proceso de sustitución de la empresa Aguas de Bogotá luego que esta quedara por fuera de la licitación del servicio de aseo, debido a que el sindicato de la entidad advirtió que 3.600 personas podrían quedar sin empleo.

"Hemos recibido la preocupación de los trabajadores del sindicato y ya estamos sentados con un equipo del ministerio junto a la empresa para evaluar su situación, pero estaremos vigilantes que los derechos de los más de 3 mil empleados sean respetados" dijo Restrepo.

Delegados de la Personería de Bogotá sostuvieron conversaciones con los líderes de los sindicatos para poder intervenir en la situación y buscar una respuesta del distrito por vías legales. Las conclusiones de esta reunión aún no se han dado a conocer.

Por otro lado, Jaime Herrera, conductor de la empresa aseguró que "en esta planta de trabajadores la mayoría de personas son de población vulnerables, madres cabeza de familia y personas de muy bajos recursos y ahora con esta decisión al distrito le parece fácil decirnos que nos quedaremos sin trabajo”.