Cargando contenido

Foto: Colprensa





El ministro de Transporte, Germán Cardona, aseguró que el cierre de la vía Bogotá- Villavicencio se hará de forma indefinida hasta que el concesionario - Coviandes- tome una decisión.

Después de colapsar el puente de Chirajara, que dejó nueve personas muertas, al país arribaron expertos de Estados Unidos ( Modjeski and Masters -M&M -) y de México (Mexpresa) para determinar las causas del desplome y los riesgo en el futuro.

Usuarios y vehículos están represados por cierre de la vía al Llano


"El informe de la interventoría mexicana nos dijo que había un riesgo inminente con la actual estructura. Yo tomé la decisión de hacer el cierre de esa vía para evitar una tragedia de enormes proporciones", dijo Cardona.

El jefe de la cartera de Transporte también señaló que se reunió con Mexpresa, quienes manifestaron en sus análisis preliminares que las "cargas muertas" del puente fueron las que propiciaron el colapso.

"Además informaron que si las cargas muertas lograron tumbar el puente, seguramente las cargas vivas, como el transporte de carga, no hubiese soportado", indicó.

Según Cardona, quedó de enviar un informe más profundo. También el concesionario va a traer otro experto.

"Estamos esperando que el concesionario- Coviandes- decida si se puede o no reabrir la vía Bogotá - Villavicencio. Si ellos consideran que el puente no se va a caer, la vía se abre de nuevo", afirmó el ministro de Transporte.

El ministro Cardona también dijo que "entiende" que la Gobernadora del Meta y el alcalde de Villavicencio estén molestos.

"Soy el primero en pedir disculpas. Tenemos obligaciones como funcionarios públicos y esperemos tener una solución definitiva", sostuvo Cardona.

El funcionario afirmó que envió los informes de las interventorías mexicana y estadounidense a la Fiscalía, la Procuraduría, Gestión del Riesgo para que ellos manden sus opiniones al respecto.

"Entiendo que en el Meta estén muy molestos, pero espero que me entiendan. Es mí responsabilidad como funcionario público", puntualizó Cardona.

Transportadores aseguran que cierre es innecesario


Diversos representantes de las empresas de carga y el sector camionero arremetieron contra el Ministerio de Transporte tras la decisión de cerrar la vía Bogotá - Villavicencio por la caída del puente Chirajara, y manifestaron que es una medida innecesaria, que solo terminará afectando la economía del país.

Arnulfo Cuervo, vicepresidente de Fedetranscarga, manifestó que la estructura del puente de Chirajara no representa riesgo alguno en la carretera y que la decisión del Gobierno se podría traducir en el afán de esconder algo de la sociedad en general.

“Lo que nos pone a pensar es que se quiere ocultar la posible demolición de lo que queda de esa estructura, que la gente no pase por allí y pueda evidenciar lo que se hace o deja de hacer (...) esta medida solo va a incrementar los costos de operación”, dijo Cuervo.

Por su parte, la Asociación de Transportadores de Carga indicó que el cierre de esta parte importante de la vía al Llano, es una violación a los derechos constitucionales de los colombianos, al tiempo que reiteraron lo vital que es esta carretera para la economía colombiana.

“No pagar el peaje da multa, cerrar la vía y generar la violación de un derecho constitucional por un error de diseño debe generar multa y suspensión inmediata del cobro de peajes de parte del concesionario, la vía No está prestando servicio”, indicó este gremio en un comunicado.

La Policía de Tránsito y Transporte será la que tenga la última palabra sobre la reapertura de este corredor vial, en el cual se encuentra actualmente realizando pruebas de seguridad con el fin de determinar un tiempo prudencial para que se habilite.