El Gobierno Nacional anunció que para este año cambiaron las reglas de juego que se tenían estipuladas para el ingreso y circulación de vehículos venezolanos al país, principalmente en las zonas de frontera, con lo cual espera combatir algunas problemáticas que se vienen presentando en este tema.

Mediante el Decreto 2229, el Ministerio de Transporte indicó que este trámite de internación temporal se aplicará a los vehículos, motocicletas y embarcaciones fluviales menores con matrícula del país vecino, de propiedad de los residentes en las Unidades Especiales de Desarrollo Fronterizo.

En esta normativa se establece que estos automotores sólo estarán exentos de presentar la revisión tecnomecánica durante los tres primeros meses posteriores a la aprobación de circulación y que están obligados a tributar como se le indique por parte de las autoridades regionales. (Lea también: Más de tres mil conductores han sido sancionados este puente festivo)

“...por cada vehículo Internado Temporalmente, se deberá cancelar el impuesto sobre vehículos automotores, en la oportunidad y el monto contemplados en las mismas, ante la Secretaría de Hacienda del Departamento en donde esté ubicada la Unidad Especial de Desarrollo Fronterizo que expida la respectiva autorización de Internación Temporal”, dice la norma.

De igual forma establece que “no podrán destinarse a la prestación del servicio público de transporte, en ninguna modalidad, ni ser comercializados, donados, arrendados o entregados en 90modato, su propiedad no podrá ser transferida, ni serán destinados a un fin", diferente al objeto de la internación en Colombia, so pena de la aplicación de las, medidas de aprehensión y decomiso por parte de la DIAN”, señala el Decreto expedido por el Gobierno Nacional.

La medida cobija a las regiones de Amazonas, Arauca, Boyacá, Cesar, Chocó, Guainía, La Guajira, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Vaupés y Vichada; en la que únicamente se autorizará un vehículo por persona, con el fin de que no se genere un mercado ilegal de este tipo de vehículos en la zona de frontera.