El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, afirmó que pese al impacto que ha tenido el Fenómeno del Niño en el sistema hidrológico colombiano, los ciudadanos no sufrirán un impacto en las tarifas del servicio. No obstante afirmó que a la fecha hay un millón 200 mil ciudadanos sancionados por derrochar agua en 27 de los 32 departamentos, los cuales tienen restricciones para el uso del recurso hídrico. Estas restricciones se han hecho efectivas en 287 municipios del país, por cuenta del impacto del Fenómeno del Niño. Henao afirmó qué tal como lo dijo en su momento su colega de Minas y Energía, Tomás González "el país no sufrirá un racionamiento de energía por cuenta del cambio climático". Indicó que se tiene asegurado el servicio de agua en las principales ciudades del país, mientras que en más de 200 municipios se han presentado racionamientos esporádicos dependiendo de la afectación. "El llamado es a ahorrar agua, a que no se siga derrochando este recurso importante para los seres humanos, porque si no ahorramos en cada uno en nuestros hogares, se va a afectar al resto de la población que está viviendo los efectos el clima", sostuvo. Expresó que se ha venido trabajando junto con la Policía y los alcaldes y gobernadores en municipios y departamentos para sancionar a las personas que se conectan ilegalmente a los servicios públicos en especial a la energía y al agua. Dijo también que hay en marcha un plan de contingencia para evitar pérdidas para las empresas distribuidoras del agua. Sostuvo que la Costa Caribe tiene un déficit del 78 por ciento en el recurso hídrico y en Santa Marta se ha presentado un razonamiento prolongado por cuenta de la falta del líquido. Señaló que en la región Norte los departamentos más afectados son Atlántico, Magdalena, César y Sucre mientras que en la región central Tolima, Huila, Santander y parte de Cundinamarca y Boyacá.