Cargando contenido

Foto: Twitter



Desde el año 2005 se comenzaron a escuchar las versiones de un sujeto identificado como Juan Carlos Sánchez Latorre, que había violado en ese momento a al menos 50 menores de edad en la ciudad de Barranquilla. Sin embargo pese a que fue capturado luego fue dejado en libertad por vencimiento de términos en 2008.

Este hombre conocido con el alias del Lobo Feroz terminó huyendo hacia La Guajira, para cruzar la frontera hacia Venezuela donde continuó con sus fechorías. Se investiga que hasta pudo haber llegado a México donde habría abusado de más menores de edad. La escandalosa cifra rodea los 500 niños abusados sexualmente por este hombre.

El modus operandi del 'Lobo Feroz' se concentraba en fichar a sus víctimas en centros comerciales o en tiendas de videojuegos, donde aprovechaba y los engañaba para luego abusar de ellos. Este sujeto grababa el momento en que violaba a los pequeños para luego vender este material al exterior.

“Hay un registro de 276 menores abusados en Colombia, pero algunos psicólogos indican que podrían ser más. Descubrimos 1.400 imágenes junto a mensajes a personas en el exterior donde se cobraba dineros por las imágenes”, afirmó el director de la Dijin de la Policía, general Jorge Vargas.

Se conoció que entre el 2017 y el 2011, este violador en serie trabajó como técnico de computadores lo que le facilitó conocer a menores de edad y "luego accedía a ellos”.

Uno de los vigilantes del Centro Comercial Metrocentro, ubicado en Barranquilla, y lugar elegido por alias Lobo Feroz para citar a sus víctimas antes de abusar de ellas, aseguró que en repetidas ocasiones llamó a la Policía para denunciar a este hombre que le parecía sospechoso porque a diario lo veía llegar con diferentes niños.

“El hombre llegaba todos los días con diferentes muchachos, se le llamó a la Policía, lo capturaron pero no se le pudo comprobar nada porque los pelaos no lo echaban al agua”, afirmó el vigilante.

Según el general Vargas, se pudo confirmar que esta persona estaba abusando de niños, niñas y adolescentes en varias zonas del Caribe. En la búsqueda, las autoridades han identificado a seis víctimas en Barranquilla, quienes denunciaron en su momento.

“Esto es traumático, muchas de las víctimas ya son mayores de edad y deben denunciar a este criminal, debe tener la máxima condena y para eso se necesita la mayor cantidad de las denuncias”, afirmó una habitante del barrio Simón Bolívar, donde este depredador sexual ejecutó sus abusos.

Durante la investigación, la Dijin ha encontrado cerca de 30 direcciones de correo y perfiles de Facebook, que este hombre usaba para evadir a las autoridades y vender el contenido de sus víctimas.

Este sujeto logró ser capturado en Venezuela tras una denuncia desde Jalisco por la que se ordenó circular roja de la Interpol. El director de la Dijin de la Policía confirmó que ya está en curso la extradición desde Venezuela de Juan Carlos Sánchez Latorre.

Podría enfrentar una pena de hasta 40 años de cárcel


Según afirmó en RCN Radio el general Jorge Luis Vargas, director de la Dijin, sobre la sentencia que podría recibir el presunto pedófilo Juan Carlos Sánchez, por ley podría recibir hasta 20 años sin embargo, por el conjunto de delitos se agrava la pena y se aumentaría a 40 años.

Por tanto, hay que tener presente que hay dos contextos, el primero es la pornografía de las víctimas y el segundo son los abusos que cometió hacia los menores de edad.

“Con las redes de pornografía se difundía el material (…) Estamos trabajando con Singapur y La Haya, es un trabajo dispendioso porque es una red muy oscura”, indicó el director de la Dijin.

Aunque inicialmente se ha hablado de 276 víctimas, el número de niños podría aumentar teniendo en cuenta que hay material digital por investigar.

“En el registro hay 276 víctimas con elementos materiales probatorios ciertos, hoy el centro cibernético está trabajando y hay un equipo en Interpol Venezuela y es muy probable que aumente el número de víctimas”, afirmó el General.

“Tenemos un registro digital que puede pasar a 1.400… hay pornografía, actos sexuales y otros abusos”.



Indicó que para dar con el sindicado hubo un trabajo con México con la policía de Jalisco quienes identificaron a un hombre que abusaba de menores y traficaba pornografía infantil, allí identificaron que había una persona desde Colombia que enviaba material.

“Ubicamos a esta persona a través del centro cibernético, lo identificamos entre el 2011 y 2012, tuvimos evidencia forense que ratifica lo que vimos en México ... Miramos las víctimas y es un proceso violento el tener que ver menor por menor”, explicó el director de la entidad.

Actualmente, hay registro de víctimas en Maicao, Espinal y cerca a Barranquilla.