El ministro del Interior, Guillermo Rivera, sostuvo en diálogo con RCN Radio que los asesinatos de líderes sociales llenan de frustración al Gobierno. Asimismo, afirmó que se ha reunido con líderes y con miembros de la fuerza pública para garantizar la protección en zonas de riesgo.

Rivera sostuvo que hay presión de grupos armados ilegales en varias zonas del país, donde sus estructuras intimidan y ponen en riesgo la vida de los líderes sociales a diario.

“Nos preocupan mucho el Chocó, el Pacífico del Nariño, el bajo Atrato y el Catatumbo. En algunas hay presencia del ELN y en otras del Clan del Golfo”, precisó el Ministro del Interior.

Rivera también sostuvo que “cada muerte de un líder social nos llena de frustración y dolor profundo”.

(Lea también: Plantón por la protección y respeto a la vida de líderes sociales)


Pero aclaró que el gobierno se reúne con líderes de regiones, particularmente del Chocó, todas las semanas, y con delegados de la fuerza pública, con el fin de garantizar mayor presencia de las autoridades en zonas de riesgo.

“Hemos acordado puntos específicos con líderes del Chocó para aumentar la presencia de la fuerza pública. Estamos evaluando semana a semana lo que estamos haciendo”, dijo Rivera.

Finalmente el ministro se refirió a la discusión sobre si los asesinatos de líderes sociales son sistemáticos, algo que el Ministerio de Defensa ha negado en varias oportunidades.

“Yo no tendría problema en aceptar que hay sistematicidad en el asesinato de líderes si la información que nos entrega la Fiscalía señala eso”, señaló finalmente.