Cargando contenido

Foto AFP

En un comunicado, un grupo de integrantes del Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) rechazaron la campaña mediática que dicen, usa el tema de la violencia sexual como arma contra sus compañeros hombres y aseguran que no se consideran víctimas de abuso sexual en las filas de esa organización.

Señalan que sabían bien de los riesgos y limitaciones de su decisión al ingresar a esa guerrilla extinta y subrayan que las FARC tenía normas y elementos para protegerlas de la violencia machista.

Los rigores de la guerra nos obligaron a renunciar a la maternidad, no podríamos ser tan irresponsable de tener hijos en medio de la batalla diaria. Las mujeres que asumíamos militancia lo sabíamos, pero siempre tuvimos opciones. Nosotras militamos por más de 20 años en la organización y podemos atestiguar que nunca vimos un aborto forzado o un acto indebido que no fuera rigurosamente castigado”, precisa uno de los apartes del comunicado.

Acotan que sí hay casos donde se faltó a la norma, “serán juzgados por la JEP o serán remitidos a la justicia ordinaria. Así está planteado desde la mesa de negociación de La Habana”. Invitan a que se trate responsablemente el tema y exhortan a que si hay pruebas, se entreguen a los organismos competentes.

Concluyen que “la justicia de micrófono hace daño a la construcción de paz y alimenta el odio y la venganza”.