Foto: RCN Radio

El Ejército decidió incorporar a un grupo de mujeres al trabajo del desminado humanitario en Colombia que se espera desarrollar durante los próximos seis años.

En ese grupo, esta la teniente Jessica Moreno quien se encargará de buscar minas antipersonal en los campos colombianos.

"En estos procedimientos no hay margen de error, aunque hay temor si uno conoce las tareas y los pasos que debe realizar, en el Ejército, no hay espacio para fallar", señaló la oficial.

Junto a la teniente Moreno otras 15 militares también participarán en este proceso que tiene como objetivo llegar hasta las zonas más afectadas con la presencia de artefactos explosivos, con un propósito, según lo indica el coronel Raul Ortíz, comandante de la recién conformada brigada de desminado humanitario.

"En algunas áreas, las más afectados han sido familias enteras, niños, mujeres y por esa razón con estas uniformadas buscamos generar más confianza con la población civil, más cercanía para poder seguir con el proceso de buscar más artefactos", agregó el coronel Ortiz.

El proceso de entrenamiento de las 16 mujeres que participarán de la nueva fase de desminado terminará en los primeros días del mes de septiembre.

En esa fecha las mujeres desminadoras entrarán a formar parte del grupo de 1500 uniformados que también buscarán artefactos explosivos en 24 municipios a lo largo y ancho del país, priorizados por el gobierno nacional.

De acuerdo con el Ejército, se espera que a finales de 2017 se cuente con 10 mil desminadores militares cuya misión será encontrar el mayor número de minas antipersonal hasta el año 2021, primera meta fijada para el desminado humanitario.