Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mujeres periodistas en Colombia sufren acoso y discriminación por su género: Flip

El 40 por ciento de las periodistas consultadas en una encuesta realizada por la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) señalaron que han sentido un trato diferencial por parte de sus jefes, compañeros o incluso por las fuentes, por el solo hecho de ser mujeres.

Foto referencial Ingimage


Por: Javier Jules

El 40 por ciento de las periodistas consultadas en una encuesta realizada por la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) señalaron que han sentido un trato diferencial por parte de sus jefes, compañeros o incluso por las fuentes, por el solo hecho de ser mujeres. El panorama es aún más preocupante cuando incluso se ha denunciado algún tipo de acoso y discriminación en las salas de redacción hacia las reporteras.


La frase ser periodista en Colombia no es fácil, pareciera que se vuelve aún más relevante cuando quien ejerce el oficio es una mujer. Es lo que según Jhonathan Bok Coordinador del Centro de Estudios de la Fundación para la libertad de Prensa han podido evidenciar.


“Hay un porcentaje de más del 70 por ciento que creen que si tienen una agenda diferenciada a los hombres”, indica el comunicador.


En la encuesta realizada por la Flip en varias regiones del país se reveló algunas dificultades padecidas por las reporteras en el ejercicio periodístico. Los resultados de este trabajo evidenciaron un trato diferencial en materia de género.


“Cuatro de 10 periodistas que nos respondieron a esa pregunta, decían que efectivamente sí sentían que las mandaban a cubrir unas fuentes precisamente porque pensaban que por su condición de mujer podían obtener más información o podían tener mayor sensibilidad, las mujeres contaban como un hecho que era indignante pero que de todas formas hacía parte del día a día”, agrega Bok.


La periodista Yamile Arango, recuerda que para ser asignada a la fuente de orden público en la región que cubría, se fijaron en sus cualidades, pero no precisamente como reportera.


“Era básicamente vaya a cubrir usted orden público, porque seguramente el coronel la va a privilegiar a usted si va con su minifalda, entonces era bueno 'mamita' se va a cubrir y le llega al coronel con la minifalda para que se lleve todas las chivas”, revela Arango.


Temas como cocina, farándula y eventos sociales eran hasta hace poco menos de 10 años, exclusivos de mujeres. Ni pensar en una periodista cubriendo deportes o dirigiendo un espacio de opinión.


“Las encasillaban en temas más ligeros, entonces cubrían sociales y espectáculos y no podían cubrir temas que les interesaban”, indica el investigador de la Flip.


Poco a poco se ha ido ganando espacios importantes en el cubrimiento de temas políticos o judiciales. Pero para ello, se ha tenido que sufrir cierto grado de matoneo o discriminación como lo señala la comunicadora Lorena Beltrán.


“Ya en el Congreso o en los sitios en donde ibas a hacer reportería si había un trato distinto hacia las mujeres, entonces cállese porque es que usted no sabe del tema o incluso los colegas entre risa y risa hacían comentarios machistas, es que usted no sabe porque usted es mujer, no es que si la fuente lo invita a uno a charlar de esto es porque son cosas de hombres, la política es de hombres”, señala Beltrán.


Fabiola Calvo Ocampo periodista y doctora en Ciencias Políticas y Sociología, señaló que también se presentan casos de acoso dentro de las salas de redacción hacia las periodistas. Un hecho que demuestra la necesidad urgente de un cambio.


“El acoso sexual en las salas de redacción es una cosa de la que nunca hablamos, pero es algo que existe y es algo que se da, el tema con las becarias, con las jóvenes que van a hacer pasantías, son muchas las manifestaciones de discriminación que se dan en las salas de redacción, con lo cual realmente nos queda un largo trabajo”, puntualiza la Directora de la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género.


Además de las dificultades propias que enfrentan todos los periodistas por su labor en cualquier región del país, las mujeres por el hecho de serlo también son víctimas de discriminación. Las denuncias de periodistas agredidas en razón a su género no son muchas pero no por la falta de casos, sino porque estos no son denunciados o son vistos con naturalidad y sin importancia.