Cortesía Gobernación del Meta



La Gobernación del Meta organizó una enorme movilización en todos los municipios del departamento para entregar un completo respaldo a la votación por el Sí en el plebiscito por la paz.

Las marchas agruparon a miles de personas que expresaron que no quieren volver a sufrir masacres como la ocurrida en Mapiripán, en donde asesinaron 39 campesinos en el año de 1997; tampoco repetir historias como la del secuestro de 28 policías en la toma guerrillera de Puerto Rico en 1999.

En la movilización participaron los 29 municipios del Meta que se unieron para rechazar los más de 52 años de violencia que han tenido que sufrir.

“Más de cinco décadas de conflicto nos han dejado 245 mil víctimas. Queremos que no se repitan pescas milagrosas, masacres, atentados, secuestros. No más desplazamiento forzado. Hoy, estos mismos hombres y mujeres que convivieron con la muerte de la desolación, buscan un escenario de reconciliación en el que puedan vivir los hijos, los nietos”, señaló la gobernadora del Meta, Marcela Amaya.

Y agregó: "En el Meta estamos cansados de la violencia. En esta jornada quedó claro que tenemos un propósito que nos une a todos, que es tener un país y un departamento en paz".

El apoyo del departamento al Sí en el plebiscito por la paz cobra importancia teniendo en cuenta que gran parte de su territorio será utilizado como zonas veredales de transición para las Farc, así como los municipios de La Uribe, Mesetas, Vista Hermosa y La Macarena fueron en su momento parte de la zona de distensión.