​​​​​​​Con el recibo predial y cacerola en mano cientos de ibaguereños protestaron por las calles de la ciudad en rechazo al incremento que tuvo el impuesto este año.

Cacerolazo en Ibagué
RCN Radio

Los habitantes del municipio protestaron en contra de lo que consideraron un incremento desmesurado en el cobro del impuesto, luego de  la actualización catastral que adelantó el Instituto Geográfico Agustín Codazzi. 

Esta es la segunda movilización que se cumple en el municipio durante lo corrido del mes, solicitando al alcalde, Guillermo Alfonso Jaramillo, que se suspenda el último avalúo  catastral y cobrar las tarifas de años anteriores, teniendo en cuenta que en el 2018 aumentaron más del 100%. 

Es de recordar que la Fiscalía investiga el convenio firmado entre la Alcaldía y el IGAC que tenía como objeto la renovación del  catastro en la ciudad, debido a las  presuntas irregularidades que habrían generado los incrementos exagerados en el avalúo de las viviendas. 

La movilización se cumplió desde el parque Andrés López de Galarza hasta las instalaciones del Palacio Municipial, ubicado en el centro de la capital tolimense, donde se concentró la comunidad para elevar su voz de protesta. 

Ante el descontento de la ciudadanía, la Administración Municipal  radicó ante la Dirección Nacional del Instituto Geográfico Agustín Codazzi la solicitud de suspensión del convenio suscrito entre ambas entidades. 

Aunque  las tarifas del tributo correspondientes al más reciente avalúo no se pueden modificar, la medida se tomó como una acción preventiva para cumplir con mayor seguridad la segunda fase de la renovación de la base catastral en el 49% de los predios urbanos del municipio.

La ciudadanía anunció que continuarán las movilizaciones hasta que la Administración acceda a sus solicitudes. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido