Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Murió joven de 29 años que esperó más 6 meses una medicina contra el cáncer

Foto: RCN Radio




Ruth Mery Alfonso, una mujer de 29 años que este sábado debía cumplir su sueño de casarse con su compañero de vida, murió este lunes esperando que le dieran el medicamento que le ordenaron hace 6 meses en su EPS para tratamiento del cáncer de linfoma que le había sido diagnosticado hace algunos años y que con otros tratamientos no había dado resultados.

Según sus familiares, el medicamento Romidepsin que le fue formulado en la Nueva EPS a la joven nunca se lo entregaron pues el Invima no dio la autorización de ingreso al lote que se encontraba desde hacía varios meses en la aduana del aeropuerto El Dorado de Bogotá.

Rcn Radio recibió un comunicado del Invima como respuesta al caso, en el que asegura que "el medicamento Romidepsin no tiene registro sanitario, y su solicitud como medicamento vital no disponible fue negada por el Invima … esto se soporta en que la evidencia técnico-científica existente acerca del medicamento es insuficiente para demostrar una verdadera mejoría en la sobrevida global, la progresión libre de enfermedad y la calidad de vida de los pacientes diagnosticados con esta enfermedad", pese a los soportes investigativos entregados.

La paciente Ruth Mery Alfonso afiliada a la Nueva Eps, le fue diagnosticado linfoma, que es un tumor maligno del ganglio linfático, y hace que los linfocitos de la sangre encargados de producir anticuerpos y destruir células o cuerpos anormales, no funcionen y la persona sea atacada por diferentes enfermedades sin protección.

Ruth, madre un una niña de 9 años, en un principio requirió de un trasplante de médula para contrarrestar la enfermedad, solicitud que se envió a la Nueva Eps con el fin de que la infección no avanzara y se pudiera recuperar totalmente.

Sin embargo, "la entidad se demoró entre 6 meses y 1 año en autorizar este trasplante, que al ser aprobado, ya era demasiado tarde pues la paciente tenía más del 20% de su cuerpo infectado y someterla a esa cirugía le podía costar la vida", sostuvo Duván Morales, el padre de la niña de 9 años y compañero de Ruth, con quien se casaría este 16 de julio.

Durante esos meses de continúas recaídas, la paciente debía acudir a la Clínica Marly en Bogotá, pese a vivir en Tunja, Boyacá, recibiendo medicamentos que no le surtían ninguna mejoría y permitieron el deterioro avanzado de Ruth Alfonso.

Esta situación llevó a Duvan y al médico oncólogo Humberto Martínez del Instituto Nacional de Cancerología, a acudir a diferentes investigaciones y casos que les indicaron que el medicamento "Romidepsin" mostraba un alto porcentaje de mejoría en pacientes con linfoma en Estados Unidos

“Estos documentos investigativos fueron anexados a la solicitud que el Instituto Nacional de Cancerología pasó al Invima, donde le pedían a la entidad la aprobación para hacer uso de este medicamento que podría salvar la vida de Ruth pero el Invima lo negó, aseguró que no contaban con los permisos para expedir un sello de registro sanitario y por esto no lo podían autorizar", contó Duván a Rcn Radio.

No fue posible un trasplante a tiempo, tampoco la adquisición de un medicamento que mejorara su calidad de vida y le permitiera una nueva orden de trasplante de médula ósea que erradicara por completo el cáncer, según decía el médico Martínez a los familiares de Ruth, al parecer por demoras en el sistema de salud y por un medicamento que según informó Duvan "es muy caro, una sola ampolleta puede llega a costar 300 millones de pesos y mi esposa necesitaba 18 de estas".

Para Duván "es muy caro y por esto no es rentable para el sistema de salud de este país, no les da beneficios económicos como nos enteramos por diferentes respuestas a cuestionamientos que le hicimos al Invima pero que en este momento no podemos soportar".

¿Cuánto cuesta una vida? ¿Qué haré ahora en mi rol de padre y madre para nuestra hija de 9 años? ¿Cuántas muertes más por negligencias del sistema de salud? son las preguntas que se hace a diario Duvan, quien asegura que continuará trabajando por denunciar esta situación que le costó la vida a su compañera de vida.

"Teníamos planes de boda este fin de semana, no le pude cumplir el sueño de unir nuestras vidas ante el padre celestial, no alcanzamos a hacerlo" concluyó Duván Morales al contar su historia a Rcn Radio y consciente de que aunque ya nada le devolverá a su compañera, al menos se pueda evitar que otros pacientes corran la misma suerte por situaciones similares a la suya