La defensa del senador Musa Besaile le solicitó formalmente a la Corte Suprema de Justicia que abra la puerta a la negociación para un principio de oportunidad en el marco de la investigación que se le adelanta a su cliente por el denominado escándalo del “cartel de la toga”. En la petición se manifiesta que el congresista está dispuesto a colaborar con las autoridades judiciales en las indagaciones que se siguen por este caso, a cambio de beneficios jurídicos. Besaile, quien se encuentra privado de su libertad en la cárcel La Picota, reseñaría a otros implicados en la entrega de dinero a magistrados para desviar investigaciones penales. El congresista oriundo de Sahagún, Córdoba, es investigado por presuntamente haber pagado 2.000 millones de pesos al entonces abogado Luis Gustavo Moreno para que se frenará la orden de captura emitida por la Sala Penal en el año 2015 en su contra por el caso de “parapolítica”. Sin embargo, el parlamentario del Partido de La U sostiene que fue extorsionado por el abogado Moreno –exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía- y un grupo de magistrados de la Corte Suprema de Justicia. En la petición hecha por Besaile se cita la más reciente decisión del tribunal que establecer que cualquier aforado podría recibir los beneficios de la ley 600 para obtener beneficios judiciales a cambio de colaboración efectiva y esclarecer los procesos judiciales en menor tiempo posible. El aforado recibiría beneficios jurídicos como cese de la investigación penal por los delitos menos graves, “solamente por colaboración efectiva”.