La Sala de instrucción de la Corte Suprema de Justicia debatirá este jueves si reabre o no la etapa de recolección de elementos materiales probatorios dentro del proceso que se adelanta contra el senador Musa Besaile por su presunta vinculación al escándalo conocido como el 'cartel de la toga'. El abogado del congresista, Jaime Granados, le pidió al alto tribunal revisar el proceso de colaboración que estaría dispuesto a firmar el congresista del partido de la U en las investigaciones y procesos penales que se adelantan por este escándalo de corrupción dentro de la Rama Judicial. Esto abriría la puerta al inicio de un principio de oportunidad con el fin de que vuelva a rendir indagatoria y se presenten otros elementos materiales de prueba. La figura sería nueva a implementar pues son beneficios de la ley 906 a la antigua ley 600, que cobija a todos los aforados con el fin de obtener colaboración efectiva de su parte y esclarecer los procesos judiciales en menor tiempo posible. De ser avalado, el aforado recibiría beneficios jurídicos como cese de la investigación penal por los delitos menos graves, “solamente por colaboración efectiva”. Besaile es investigado por pagar $2.000 millones de pesos al exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General, Luis Gustavo Moreno para frenar la captura en su contra por un proceso de 'parapolítica'. La Corte Suprema estudia aceptar esa misma figura en el caso del senador Bernardo ‘Ñoño’ Elias, investigado por recibir millonarios sobornos de la empresa Odebrecht. Tanto Besaile como Elías se encuentran privados de su libertad en la cárcel La Picota de Bogotá.