Natalia Ponce, víctima de ataque con ácido, aseguró que con la condena a su agresor Jonathan Vega, a 21 años de cárcel, "se hizo justicia" y afirmó que continuará su lucha en el país en favor de las víctimas de quemaduras con ácido.(Lea también: Víctimas por ácido son mayormente mujeres entre 20 y 40 años: Fundación)

"Se hizo justicia y le doy gracias a los jueces; gracias a los fiscales que se hicieron responsables de este caso. Creo que voy a seguir con esta lucha por el resto de mi vida hasta que se terminen los ataques con ácido", manifestó.

Natalia Ponce dirige una fundación enfocada a la ayuda de personas agredidas con agentes químicos, a través de la cual revela su testimonio de vida y brinda apoyo a otras personas con el mismo drama. (Lea también: Modelo atacada con ácido abrió la Semana de la Moda de Nueva York)

Finalmente, agradeció a su abogado, Abelardo de la Espriella, su labor en el proceso penal. El jurista asumió la representación de la familia de la joven desde el año 2014 cuando se conoció del hecho.

Condena

El juez 37 con funciones de conocimiento condenó a 21 años y 10 meses de cárcel a Jonathan Vega Chávez por el ataque con ácido a Natalia Ponce de León.

Según el juez, Vega Chávez es responsable del delito de tentativa de homicidio agravado.

De igual manera añadió que el ácido causó quemaduras de segundo y tercer grado en el cuerpo de la joven, afectando su cara, brazos y vías respiratorias.

"El agente químico causó en la joven daños en su piel, además de afectaciones en su rostro, ojos y vías respiratorias de manera severa", afirmó.

Igualmente indicó que Vega actuó con dolo contra Natalia Ponce al someterla a un sufrimiento que no merecía a través de un ataque planeado.

"Jonathan Vega actuó con dolo y con sevicia en contra de la joven. Los reportes médicos señalan que el ataque dejó secuelas en el cuerpo de la joven", señaló.

Por esa razón el juez ordenó que Vega continúe recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, pero ante su extraño comportamiento se le brinde asistencia sicológica por parte del Inpec.

El ataque en contra de Natalia Ponce se registró el 27 de marzo de 2014 frente a su apartamento en el norte de Bogotá.

Según los diferentes testimonios, Vega se identificó ante el portero del edificio como Bernardo Londoño, un exnovio de Natalia, a fin de lograr que ella bajara a la portería para lanzarle el ácido.