El Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron), confirmó la muerte de un niño de nueve años, ocurrida en la Unidad de Protección Integral de El Edén, en el municipio de Melgar. El director de la entidad, dedicada a la rehabilitación de la droga de niños y jóvenes, sacerdote salesiano Wilfredo Grajales Rosas, lamentó el fallecimiento del menor y pidió a las autoridades que se esclarezca cuanto antes este hecho. Los hechos ocurrieron el pasado sábado 9 de abril al finalizar la tarde cuando el cuerpo del niño fue hallado en una piscina que se encontraba en mantenimiento. Ese mismo sábado, el Idipron ya había avisado a la familia del menor y a las autoridades que el menor se había evadido de la Unidad de Protección Integral. "El Idipron ha estado en permanente contacto con los familiares del menor y con las autoridades, apoyando de manera decidida la investigación para determinar las circunstancias de la muerte del niño", señala la entidad. “Hemos ordenado una investigación disciplinaria interna para determinar si hubo responsabilidades entre los funcionarios de la entidad”, dijo el padre Grajales. El niño era hijo de una mujer que ejerce la prostitución, tenía problemas de dependencia a drogas y estaba en etapa de ingreso al Idipron desde el miércoles 6 de abril, donde iba a recibir atención en alimentación, educación y tratamiento integral por consumo de sustancias psicoactivas. "Reiteramos nuestro profundo dolor por el fallecimiento del menor y el Idipron, desde el sábado, adelanta un acompañamiento psicológico y de restitución de derechos a los familiares y amigos del niño ", concluyó el sacerdote.