Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Para que un niño se ahogue bastan cinco centímetros de agua: Expertos

Foto referencial RCN Radio




Por: Juan Manuel Ruiz

El ahogamiento es la tercera causa de muerte por lesiones no intencionales en todo el mundo y, según expertos, la primera causa de muerte en menores de 18 años.


En Colombia, si bien las estadísticas anuales sobre ahogamientos no son claras, es preocupante la frecuencia de este hecho en temporada de vacaciones y especialmente con menores de edad, más aún teniendo en cuenta que hay casi 240 mil piscinas, de las cuales más de 3 mil están en Bogotá.


La Organización Mundial de la Salud estimaba para el año 2015 cerca de 372.000 muertes por ahogamiento anualmente en todo el mundo y por ello calificó esa situación como “un importante problema de salud pública”.


Los niños, los hombres y las personas con mayor contacto con el agua se encuentran en mayor riesgo de ahogamiento, según ese organismo.


La Organización Mundial de la Salud define el ahogamiento como el hecho de sufrir dificultades respiratorias como consecuencia de la sumersión o inmersión en líquido.


Esta situación le ocurrió al niño Santiago Rivera, como explicó en RCN Radio su madre María del Pilar Molina. De esta dura experiencia surgió la Fundación Santi Rivera, que se encarga de informar y educar a todas las personas, niños, padres y cuidadores acerca de los altos riesgos de lesiones severas y muerte por ahogamiento por inadecuado uso de las piscinas.


El tema ha llamado la atención si se tiene en cuenta que, según la señora Molina, en Bogotá el número de piscinas es sorprendente, ya que habría casi 3 300 que se pueden encontrar en clubes, escuelas, colegios, casas y edificios.


Entretanto, la pediatra Olga Baquero, miembro de la Sociedad Colombiana de Pediatría, explicó qué es grave la situación generada por el ahogamiento, especialmente en menores de edad.


Y es que un niño puede caer de distintas maneras al agua y morir ahogado. Incluso, dice la doctora Baquero, bastan 5 centímetros de agua para que el pequeño pueda morir en una piscina, un balde o una tina.


Casos como el reciente ahogamiento de una menor de edad en un centro recreacional del departamento de Córdoba, y el hecho de que existan cerca de 240 mil piscinas en Colombia aumentan el riesgo de ahogamiento y de allí la importancia de tomar todas las precauciones para evitar estos accidentes.