Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Niños de la comuna 13 piden cesar la violencia

"No más muerte", "no más violencia", es el clamor de cientos de niños del barrio Nuevos Conquistadores de la comuna 13 de Medellín.

Allí la comunidad recibió con mensajes de despedida en pancartas, los cuerpos de los dos niños de 11 años secuestrados, descuartizados y posteriormente enterrados en una fosa común.

Los menores de esta zona del occidente de la ciudad, en su mayoría no han podido regresar a clases por el temor a cruzar una barrera invisible.

Según dijeron algunos habitantes del sector, eso fue lo que ocurrió con estos dos menores, uno de los cuales, al parecer ya había sido amenazado por cruzar por una zona prohibida cuando se dirigía a su colegio.

Para poder hacer las pancartas, los menores tuvieron que recorrer el barrio solicitando recursos para las hojas de papel periódico y marcadores, en los cuales plasmaron los recuerdos de sus dos vecinos.

Sandra Milena Asprilla Girón, madre de una de los menores asesinados, recuerda a su hijo y a su inseparable amigo, como unos niños alegres, serviciales, deseosos de estudiar y buenos jugadores de fútbol. Al mismo tiempo pide que cese la violencia en la comuna 13.

Recompensa

Para dar con el paradero de los responsables de este hecho atribuido al combo Robledo, las autoridades de Medellín ofrecieron hasta 30 millones de pesos y anunciaron aumento de la fuerza pública en el sector.

Por su parte, la comunidad enfatiza en que no quieren más política, ni más ejército en la zona. Así mismo reclaman mayor inversión en educación, cultura y recreación de los niños.

Los cuerpos de estos dos menores de edad asesinados, permanecen en el restaurante comunitario del barrio Nuevos Conquistadores, lugar donde los dos niños asistían a un Seminario Infantil que busca alejarlos de la violencia.