Foto RCN Radio

En el Barrio Santa Rosa, en la localidad San Cristóbal, sur oriente de Bogotá, 40 niños de la fundación Proyectar Sin Fronteras rindieron un homenaje a la joven francesa Julie Huyn, quien falleció en el atentado del centro comercial Andino. Los pequeños, en diálogo con RCN Radio recordaron que la joven les enseñó “a ser felicites y a tratar a los demás con amor”. "Ella nos enseñó muchas cosas, matemáticas, a sembrar hortalizas, a ser felices, la verdad tenemos un vacío en el corazón que no vamos a llenar", dijo uno de los niños. Julie Huyn emprendió un viaje a Colombia luego de estar en países como Vietnam, Estados Unidos, España, Inglaterra, Holanda, Marruecos y Bélgica, con una ilusión, sembrar una semilla en decenas de niños y niñas de un sector vulnerable en Bogotá, que sin hablar a la perfección español se ganó el cariño de los pequeños y les entregó parte de su cultura. Una de sus amigas, también de origen francés y quien la acompañó en la labor social que adelantó en la Fundación, también recordó a la mujer. "Ella les enseñaba algunas palabras en francés, les enseñó a decir te amo y a cantar algunas canciones, Julie, cuando llegué a Bogotá fue quien me ayudó para adaptarme", sostuvo su amiga. El embajador de Francia en Colombia, Gautier Mignot, dijo que ante el trabajo social de Julie Huyn queda un legado para los jóvenes en el que pueden aportar a la recuperación de la niñez con ingrediente de tejido social. "El trabajo que desempeñó por varios días fue muy valioso que deja un inmenso ejemplo para otros jóvenes que quieran ayudar a los niños con necesidades", precisó el embajador Mignot. Los 40 niños y niñas que veían en la joven francesa que murió en el atentado terrorista del centro comercial Andino una hermana mayor, sembraron un árbol al frente de la sede de la fundación, el cual nombraron Julie para siempre recordarla y mantenerla presente sus actividades diarias.