Cargando contenido

26.2% de mujeres y 15.8% de hombres manifestaron haber golpeado a sus hijos con objetos.

Maltrato a niña
El pasado 20 de mayo se efectuó el secuestro de la pequeña
Colprensa

Prohibir y eliminar el castigo corporal y humillante sobre cada niño y niña es fundamentalmente una cuestión de derechos humanos, es una deuda que Colombia tiene que saldar con casi 16 millones de personas, para las cuales justifica y protege acciones que van en contra de su dignidad humana y de su integridad física y psicológica.

Según una investigación de la ONG 'Save the Children',los pellizcos, palmadas, correa, coscorrones, chanclas, varitas, gritos, insultos, encerramientos, limitación a acceder a sus derechos (no cenar, no jugar, no participar) se han visto y aprobado culturalmente como formas de control y de “educación” para que los niños y niñas actúen, hablen, piensen y se comporten como los adultos que deseamos.

Actualmente solo 46 países han prohibido por ley el castigo físico contra la infancia en todos los entornos. Eso significa que la gran mayoría de los niños y las niñas en todo el mundo se enfrentan a esta forma de violencia, social y legalmente aceptada, que vulnera sus derechos fundamentales a la integridad física y la dignidad humana.

El único reporte que en Colombia da algún indicio sobre cómo son castigados los niños y la niñas, lo trae la Encuesta Nacional de demografía y Salud, que tiene versiones cada quinquenio, y que se resume en seguida.

Ahora bien, ¿Qué pasaría si lo que va a leerfuera en contra suya?

“A la pregunta, de quién castiga a los hijos e hijas en el hogar, el 84.5% de las mujeres manifestó que es la madre quien lo hace, el 47.9% que es el padre, y el 2.3% que el castigo lo imparte otra persona. Por su parte, el 75.6% de los hombres manifestó que es la madre, el 67.2% que es el padre, y el 1 por ciento que es otra persona quien castiga", dijo María Paula Martínez, directora de Save The Children, Colombia.

Llama la atención que solo el 10.9% de las mujeres y el 14.9% de los hombres manifestaron que en su hogar nadie castiga.

El cuidado y atención de niños y niñas recae principalmente en las mujeres, lo cual explica que en lo referente al castigo, el 26.2% de las mujeres y el 15.8% de los hombres manifestaron que castigan o han castigado a sus hijos e hijas con golpes con objetos; el 14.7% de las mujeres y el 7.3% de los hombres lo hacen con palmadas. 

En porcentajes similares, el 0.6% de las mujeres y el 0.4% de los hombres les castigan con empujones.

Frente a otras formas de castigo no físico contra sus hijos e hijas, el 54.6% de las mujeres y el 34.8% de los hombres les castigan prohibiéndoles algo que les gusta; y el 48.6% y el 38% de las mujeres y de los hombres, respectivamente, con reprimenda verbal. 

En proporciones significativamente menores, el 1.5% de las mujeres y el 0.5% de los hombres lo hacen ignorándoles. El 0.9% de las mujeres y el 0.7% de los hombres les castigan con el encierro, el 0.9% de las mujeres y el 0.5% de los hombres con otras privaciones, el 0.3% de las mujeres y el 0.2% de los hombres quitándoles el apoyo económico y el 0.2% de las mujeres y el 0.1% de los hombres poniéndoles trabajo no adecuado. El 3.2% de las mujeres y el 1.8% de los hombres utilizan otras formas de castigo.

Son pocos los datos que se tiene sobre la verdadera violencia en contra de la niñez. Incluso el INMLCF reflexiona sobre la necesidad de tener sistema de vigilancia epidemiológica y de monitoreo unificado, que entregue información más detallada que permita tener, desde el verdadero número, hasta los detalles de cada caso, lo cual facilitaría la toma de decisiones y la adopción de políticas públicas en torno a estos fenómenos, en todo caso, prevenibles.

"Una prohibición legal del castigo corporal no es una cruzada contra los padres: es el impulso definitivo que la sociedad tiene que empezar a recurrir a formas no violentas y más eficientes de disciplina, La existencia de una defensa legal para los padres que "razonablemente castigan a sus hijos efectivamente impide la evolución hacia una sociedad más respetuosa de los derechos de los niños y el potencial de los padres para mejorar sus habilidades parentales", explicó  Maud de Boer-Buquicchio, Secretaria General Adjunta del Consejo de Europa.

Por ello, el mundo entero se está movilizando hacia la abolición de toda forma de castigo corporal y humillante en contra de los niños y de las niñas. En 2001 se lanza en Ginebra la iniciativa global para erradicar todo tipo de castigo corporal de niños, niñas y adolescentes, con el objetivo de actuar como catalizador para fomentar más acción y avances hacia la erradicación de todo tipo de castigo en todos los continentes, animar y acompañar a los gobiernos y otras organizaciones en sus iniciativas, apoyar campañas nacionales, entre otros.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido