Alejandro Escallón, presidente de Fides aclaró que, las sombras terapéuticas en la discapacidad cognitiva no es una enfermedad sino una condición, esto luego de que el Ministerio de Salud diera a conocer que 44 servicios y/o procedimientos serán excluidos de ser pagados con recursos públicos. "La discapacidad cognitiva no es ninguna enfermedad y no veo motivo por el que deba ser incluido dentro de un sistema de salud, ellos tienen que tener las condiciones de salud del sistema colombiano, pero desde el punto de vista de formación debe ser manejado desde una educación adecuada". (Lea también: Corte ordena a Eps garantizar traslados a personas con obesidad mórbida) Escallón agregó que, "en Colombia hay una ley en que se obliga a las entidades tener educación inclusiva para cualquier condición del ser humano, pero a nivel de la persona se necesita un apoyo intenso". Dijo que en su experiencia personal ha evidenciado casos en municipios muy apartados de Colombia donde por voluntad de los maestros, se adoptan niños en condición de discapacidad para educarlos, lo cual es un buen ejemplo para este caso. Sin embargo, señaló que queda un vacío jurídico respecto a la cobertura de este servicio "es una zona gris muy amplia que debe ser reglamentada en el país y apoyada para que haya inclusión social, hay aulas y colegios con grupos especiales, pero en materias y áreas se puede realizar un apoyo a los niños en estas condiciones". "Los muchachos que venían recibiendo atención por parte del Ministerio de salud deben seguirla recibiendo así no sea de la entidad, pero debe hacerse ya para que no queden en el limbo por que este es el grupo de la sociedad más débil".