http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/comandantedelejercito.mp3 El comandante del Ejército Nacional, General Alberto José Mejía Ferrero, aseguró que no existe información de inteligencia que permita asegurar que haya riesgo evidente de una amenaza real contra Bogotá. En diálogo con RCN Radio el general Mejía aclaró que el documento que se filtró a la opinión pública haciendo relación a un supuesto atentado del ELN en la capital del país solo responde a indicios y no a una información de inteligencia. En diálogo con RCN Radio el general Mejía aclaró que el documento que se filtró a la opinión pública haciendo relación a un supuesto atentado del ELN en la capital del país solo responde a indicios y no a una información de inteligencia. No obstante advirtió que ese documento que es de consumo interno del Ejército Nacional, el cual lanza algunas alertas para que los uniformados estén atentos, no debió filtrarse y por ello prontamente se tendrán resultados sobre quién fue el responsable de esta situación. El general Mejía, explicó que se trata de un documento del centro de operaciones de la Décimo Tercera Brigada del Ejército que tiene la misión de estar conectado con todas las unidades para alertarlas de manera permanente. "La intención de esta clase de documentos es la de decirle a todas la unidades de esta brigada que estén pilas, en la jugada, puede estar pasando esto y todo el mudo alerta", dijo el oficial. Según el general Mejía  de este tipo de documentos se producen  miles entre las brigadas y los batallones pero no deben ser filtrado a la opinión pública porque debido a su información "cruda" puede generar pánico y preocupación. "Yo estoy dando la cara por esta equivocación por una unidad subalterna. Este manejo es un error que  para mí como comandante del Ejército es francamente irresponsable.  Alguien en esa cadena filtra a los medios y viola los protocolos", dijo el oficial. El comandante del Ejercito explicó que "cuando son temas de inteligencia que tienen que ver con la seguridad nacional, todos estos documentos no son clasificados sino que van cifrados con códigos alfa numéricos, desarrollados por software de la mas alta tecnología que utilizan las agencias de inteligencia más importantes del mundo". Asimismo sostuvo que para establecer quién y por qué se filtró este documento informativo del Ejército se están practicando entrevistas y pruebas de polígrafo a quienes trataron esta información. Seguridad en las zonas de concentración De otra parte, indicó que el Ejército Nacional dispuso de un batallón integrado por 500 hombres  para estar desplegado a los alrededores de las  27 zonas veredales de concentración y puntos de transito de las Farc. El objetivo principal de estos batallones es evitar que un tercer actor armado llegue a esas zonas de concentración y afecte la seguridad en estas áreas. Dijo que los uniformados también tienen por objetivo estar en permanente contacto con el mecanismo de monitoreo y verificación de la ONU. Por último agregó que los operativos contra la disidencia de las Farc  hace parte de las nuevas misiones del Ejército y la Policía  Nacional  para este año y  muy pronto se tendrán resultados.