Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Jefersón y Johan, vendedores de pescado en Bogotá.
Jefersón y Johan, vendedores de pescado en Bogotá. Foto: RCN Radio.

Johan tiene 17 años y dice que desde los diez trabaja vendiendo pescado en la calle, cerca a Corabastos, en el sur occidente de Bogotá. "Es la única manera que tenemos de subsistir con mi familia", comenta. 

Durante la mañana de este martes, cerca de 90 vendedores de alimentos fueron sorprendidos por un operativo de control realizado por la alcaldía de Kennedy y la Secretaría de Salud de Bogotá, con el acompañamiento de la Policía y demás autoridades.

Puede leer"Estoy cansado de joderme tanto y recibir muy poco": reciclador en Bogotá 

"Les estamos pidiendo a muchos de estos establecimientos que hacen parte de una extensión comercial que recojan los cárnicos en calle. Hemos venido haciendo sensibilización semanas antes, buscando que todos los alimentos sean aptos para el consumo", afirmó en el lugar Carolina Agudelo, alcaldesa local de Kennedy.  

[VIDEO] Historia de joven vendedor de pescado en Bogotá

Johan con su familia hace parte de los 90 vendedores de carne en la calle que, según las autoridades, venden estos  alimentos no aptos para en consumo humano en el sector denominado "Terminal Pesquero", ubicado a las afueras de la plaza Las Flores en Corabastos. 

"Una de las pocas épocas del año que podemos aprovechar es Semana Santa y vienen las autoridades a decirnos que no podemos vender así.  Nos quieren quitar nuestra única manera de sobrevivir", argumentó, tras el operativo de la alcaldía de Kennedy y la Secretaría de Salud de Bogotá.

De interésAnuncian el cierre de la Iglesia del 20 de Julio en Bogotá, para evitar aglomeraciones

Johan agregó que "nos obligan a pagar un local, a pagar impuestos, nosotros no tenemos para eso. Vendemos en la calle, somos muy limpios, también somos humanos y no vamos a vender algo que nos perjudique". 

Cuenta que está estudiando, terminando el bachillerato, "pero todo ha sido muy complicado durante esta pandemia. No lo he podido sacar (terminar) por tantas trabas que me pone la vida. Yo también quiero salir adelante, merezco salir adelante, pero por más que quiera, parece que la vida se encarga de echarme tierra". 

Este joven estaba con una docena de vendedores más que rechazaron la forma en la que se hizo el operativo, argumentando que es la única manera de subsistir "y no tenemos otra", comentó Blanca Lilia Zambrano de 66 años, vendedora de pescado en esta calle de Bogotá. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.