Cargando contenido

Monseñor Dario, dijo que no se ha prohibido atender a las gentes que tienen un sufrimiento, una necesidad de la oración de un sacramental o de una orientación. Se puede hacer la eucaristía y al final una oración por las salud de los enfermos que asisten a la misma, pero no una misa de sanación.

Lo que se busca es que no se explote la necesidad de la gente, que muchas veces no tienen la atención médica, no tienen manera de responder por su salud o muchas veces los diagnósticos y tratamientos médicos no dan más y es normal que la gente busque la ayuda espiritual, divina y hasta el milagro”, señaló el prelado de la iglesia católica en Cali.

Agregó “se está explotando a la gente con tarifas que las camuflan bajo el nombre de ofrenda y las tasan muy altos por cierto y luego lo que pide la iglesia es no hacer uso y abuso del sufrimiento de las personas a través de espectáculos o montajes publicitarios mediáticos”.

Señaló que “se trata de atender a la gente en privado de manera personalizada o en pequeños grupos y para ello se está organizando en la Arquidiócesis un equipo de profesionales, expertos y sacerdotes en unos lugares en donde se puede ir a hacer oración por la salud siempre de manera gratuita sin ninguna tarifa y sin ningún carácter de espectáculo”.

En la iglesia católica no existen los exorcismos colectivos, quien los hacen están violando, toda noma de la iglesia católica, lastimosamente se ha montado ese espectáculo, tal vez imitando a otras iglesias y otros credos, precisó el arzobispo.

Reconoció que “hay algunos sacerdotes que se las dan de mediquillos y alguno no falta que se pase de brujo, es decir, se ponen a utilizar algunas prácticas que no son para nada, ni de la iglesia, ni convenientes a usar cosas esotéricas a esos ya les llamé la atención y estoy dispuesto a suspenderlos en el ejercicio de su ministerio”.

Finalmente pidió a la comunidad denunciar los casos de sacerdotes que estén realizando las prácticas prohibidas por la Iglesia Católica.