Foto: Colprensa



La Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía lanzó una alerta a los millones de conductores en el país para que mejoren su experticia a la hora de manejar y reveló que el año pasado murieron 133 motociclistas por falta de pericia, la cual señaló es determinante a la hora de evitar un accidente.

El general Ramiro Castrillón, director de la Policía de Tránsito, sostuvo que la pericia en la conducción es una condición que se adquiere con aprendizaje, experiencia y ante todo mucha prudencia, y sobretodo por realizar correctamente los cursos de conducción.

“El año pasado por impericia en el manejo de motocicletas se presentaron 652 accidentes que infortunadamente le ocasionaron la muerte a 133 personas y dejaron lesionadas 623 más (...) Esta falta de pericia y conocimiento práctico de conducción se ve expresado fundamentalmente en la acción de frenado”, dijo el oficial.

Esta autoridad realizó un trabajo de campo en varios centros de comercialización de motocicletas en los que encontraron que ni siquiera se pide que la persona interesada tenga licencia de conducción y les aconsejan que aprendan a manejar en sus barrios.

“Es necesario que la gente tome conciencia sobre la importancia de aprender a manejar como se debe;  para ello existen unos centros de enseñanza autorizados y capacitados para esta tarea. La pericia a la hora de conducir se adquiere al lado de las personas que saben y no en el barrio o saliendo a hacerlo sin tomar las precauciones”, dijo el general Castrillón.

La Policía de Tránsito reportó que luego de varios seguimientos se pudo determinar que la principal causa de accidentes, por parte de los motociclistas, es no conocer el uso adecuado de los frenos, al tiempo que reiteró su llamado a los centros de ventas de motocicletas a que no pongan en riesgo la vida de quienes no saben manejar, entregando estos vehículos sin restricción alguna.