El presidente Juan Manuel Santos aseguró que en el país no se van a repetir los mismos errores que en el pasado, en donde los guerrilleros recibían los beneficios mientras que las Fuerzas Armadas pagaban sus crímenes con cárcel. De acuerdo con el Presidente, el futuro del Ejército y la Policía no está en discusión en La Habana, por lo que los miembros de Estado que hayan cometido delitos durante el conflicto armado recibirán, por lo menos, los mismos tratos que la guerrilla. "No vamos a repetir esa situación del pasado del que unos ganaban unos beneficios y otros acababan en la cárcel. Los beneficios serán para todos, en forma justa", aseguró Santos. (Lea también: Farc proponen creación de un fondo para el fin del conflicto) El mandatario reiteró que la justicia para las Fuerzas Armadas es una de las líneas rojas en La Habana y aseguró que será el propio Estado el que determine las sanciones para sus miembros. Además, les dijo a los policías y militares del país que gracias a ellos es que se está realizando un proceso de paz con las Farc. Por otro lado, el Jefe de Estado explicó que el Ejército y la Policía ya se están preparando para un escenario de posconflicto, para evitar que suceda lo mismo que en países como Guatemala o El Salvador en donde se incrementó la violencia después de la firma de la paz. "Hemos repetido es un ejercicio de retrospectiva para que sean unas fuerzas poderosas y útiles en un país en paz. Es un ejercicio que hemos venido haciendo y lo seguiremos haciendo", aseveró el mandatario. Finalmente, el presidente Juan Manuel Santos dijo que el papel de las Fuerzas Armadas será vital para el posconflicto ya que tendrán que garantizar la seguridad en las ciudades.