Cargando contenido

Más de 200 personas en Bogotá y Cali hicieron parte de esta nueva jornada de identificación.

Marcha LGTBI Cali, 2017

Obtener su nueva cédula de ciudadanía como hombre trans le cambió la vida a Tomás Anzola, un joven de 23 años quien luchó contra el señalamiento y la burla de las personas.

Su documento de identificación se había convertido en su principal barrera, ya que a pesar de haber sido una mujer de nacimiento, quería identificarse como un hombre dentro del género que escogió para su libre desarrollo.

Lea: Centrales obreras ratifican paro nacional el 21 de noviembre

“Cuando nací me asignaron como mujer. Sin embargo, nunca me identifiqué con esa categoría y entonces desde mi identidad de género me reconozco en la masculinidad como un hombre trans”, afirmó.

Tomás señaló que conocer los problemas de identidad que tenían otros jóvenes lo motivaron a buscar ese cambio de documento.

Para mi fue muy importante conocer otros pares, lo que me permitió evidenciar esa problemática que surgía desde hace mucho tiempo y que yo también estaba sintiendo. No me atrevía a decir nada, solo soportaba los comentarios mal intencionados de la gente”, subrayó.

La jornada de cedulación que se llevó a cabo en las ciudades de Bogotá y Cali, permitió que 200 personas trans fueran beneficiadas con el cambio de identidad, gracias al respaldo de la Registraduría Nacional del Estado Civil y las Notarías.

“El hecho de tener la posibilidad de ser beneficiario de este proyecto significó una mejora en la calidad de vida, al no tener que estar explicando mi identidad a instituciones y organizaciones que no entienden las dinámicas de las personas trans”, manifestó.

Anzola dijo que nunca pensó que este documento fuera importante para su crecimiento personal, mientras reconoció que le ha transformado por completo su vida.

“Para mi fue un avance muy importante porque el documento de identidad que realmente refleja el género con el que nos identificamos, significó una reducción de la discriminación”, sostuvo.

El programa de identificación apoyado por cooperación internacional ‘En Territorios’, hizo que hombres y mujeres trans fueran directamente beneficiarias.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), confirmó que Colombia tiene un gran reto dentro de la equidad de género, al tener que romper las barreras para la atención de esta población en todas las regiones del país. 

Se tienen que acabar las barreras del estigma y la discriminación, que es algo estructural no solo en lo social sino en lo físico también, porque hemos visto dificultades además en el acceso administrativo que es cuando se ponen muchos pasos para lograr un mismo servicio”, indicó Bertha Gomez, representante de esa entidad.

La iniciativa se ampliará durante los próximos años a otras ciudades del país, donde más personas trans se podrían ver beneficiadas.

“Vamos a empezar operaciones de diagnóstico y creación de rutas de atención con los diferentes prestadores de salud, porque la meta es seguir apoyando a esta población”, dijo Andrés Oyola, representante de la entidad En Territorio.

Le puede interesarUna adecuada respiración puede controlar el enojo

La Superintendencia Nacional de Notariado y Registro confirmó que cada día son más los hombres que se cambian de nombre por el de las mujeres y agregó que entre enero de 2018 y agosto de este año, más 587 personas han realizado este proceso.

En ese mismo periodo, 187 mujeres cambiaron su nombre en Antioquia, Tolima, Valle, Cundinamarca, Atlántico, Magdalena, Sucre y Risaralda, entre otras regiones del país.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido