Fuentes de Ecopetrol informaron sobre un nuevo atentado contra el oleoducto Caño Limón Coveñas, esta vez en la región de Toledo, Norte de Santander. (Lea acá: Emergencia ambiental en zona del Catatumbo por atentado a oleoducto Caño Limón Coveñas) Las fuentes indicaron que de inmediato se activó el plan de contingencia para enfrentar esta nueva emergencia. Según señaló el jefe de comunicaciones de la petrolera, Mauricio Téllez en su cuenta de Twitter, "nuevo atentado contra Caño Limón en Toledo Norte de Santander. Se activó plan de contingencia. No estaba operando oleoducto". Con este son tres los atentados terroristas ocurridos en los últimos días contra esta infraestructura petrolera en Norte de Santander y Arauca. Estos ataques al oleoducto ocurren días antes de comenzar el cese al fuego bilateral con el Ejército de Liberación Nacional.

Plan

Por su parte, Ecopetrol informó sobre un plan especial para contener el crudo que se derramó tras el atentado ocurrido en Teorama, Norte de Santander. La petrolera indicó en su cuenta de Twitter que "instalamos 102 Barreras y hay más de 50 técnicos trabajando para contener el derrame por atentado a oleoducto". Este atentado se registró en la vereda La Cristalina, municipio de Teorama, Norte de Santander. El ataque produjo rotura del ducto y derrame de crudo en las quebradas La Cristalina, La Tiradera y en el río Catatumbo. Con estos nuevos ataques se supera la cifra de los 50 atentados contra la infraestructura petrolera, en lo corrido del año. La petrolera decidió activar un nuevo plan de contingencia ante este nuevo atentado ocurrido en Toledo. Por otra parte, en recorrido aéreo, Ecopetrol identificó alrededor de diez cráteres más sobre el derecho de vía del oleoducto en Norte de Santander y Arauca. En el 2017, incluido el evento de la vereda Troya, se han registrado 46 atentados al sistema de transporte.