Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Otro caso de "chuzadas" ilegales al proceso de paz vuelve a agitar la justicia y la política

Solo tres meses después de que se desatara en el país el caos por las aparentes interceptaciones ilegales desde la casa fachada "Andrómeda", desde la que se espió a los negociadores del Gobierno en el proceso de paz de La Habana y a periodistas que cubren estas negociaciones, el país amaneció este martes con un nuevo escándalo: el allanamiento a una oficina de informática desde donde se espiaba y se pretendía "sabotear" el proceso de paz, según la Fiscalía.

El fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, reveló que un ingeniero informático identificado como Andrés Fernando Sepúlveda, desde una oficina ubicada en el norte de Bogotá pretendía "sabotear el proceso de paz en La Habana" y para ello interceptaba a varias personas que cubrían los diálogos en la isla.

Según Montealegre, este hacker interceptó al jefe de prensa de las Farc en La Habana, así como a dos periodistas cubanos que cubren el proceso de paz.

Igualmente, afirmó el Fiscal, fueron interferidos varios correos institucionales del presidente Juan Manuel Santos y se tenía el registro completo de las bases de datos de los desmovilizados de la guerrilla.

El alto funcionario afirmó que el descubrimiento de la nueva oficina de interceptaciones ilegales es un hecho más grave que el caso "Andrómeda", porque se trata de particulares que quieren interferir el proceso de paz que adelanta el Gobierno y las Farc en Cuba.

"Esto es supremamente grave, mucho más grave que el caso Andrómeda (...) Aquí son particulares", señaló el fiscal Montealegre.

El funcionario dijo que "la finalidad de las personas que están vinculadas a esa empresa criminal era negociar información (...) era sabotear e interferir en el proceso de paz en La Habana".



Además, la entidad está investigando si en esta oficina de espionaje se interceptaron correos de Santos, lo que el fiscal consideró "probable" tras encontrar las "primeras evidencias" de ello.

Señaló igualmente que la sala de interceptaciones allanada este martes en la capital colombiana no era fachada de una institución oficial, sino "totalmente ilegal (...) No es una oficina de inteligencia del Estado".

Indicó que "tendremos que establecer los destinatarios de esta información interceptada ilegalmente".

Montealegre precisó que "interceptaron a dos periodistas cubanos y al jefe de prensa de las Farc".

Detenido

La operación la adelantaron una veintena de agentes del CTI en dos inmuebles situados en una zona de oficinas del norte de Bogotá en la tarde del lunes y se prolongó hasta la mañana del martes.

El fiscal Eduardo Montealegre afirmó que en este caso "tenemos una persona capturada (un ingeniero) y estamos estableciendo la responsabilidad de otras cuatro".

Sostuvo que "el detenido es Andrés Fernando Sepúlveda, altamente calificado en el manejo informático", de quien dijo que está dispuesto a colaborar con las autoridades en las investigaciones del caso.

Montealegre informó que a Sepúlveda se le imputarán los delitos de violación ilícita de comunicaciones, uso de software malicioso, interceptación de datos informáticos y "se planteará la hipótesis de que podría estar cometiendo el delito de espionaje por que indebidamente estaba obteniendo secretos políticos del proceso de paz en La Habana".

Agregó que estos delitos superan los 18 años de prisión y que aunque el implicado está dispuesto a colaborar con la justicia, la Fiscalía General de la Nación llegará al fondo de esta investigación".

No obstante, una de las revelaciones del Fiscal que más impactaron fue respecto a la cercanía que tenía la esposa (Lina Luna Rodríguez) del ingeniero capturado en la sala de interceptaciones, con el candidato presidencial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga. Según el ente acusador, la mujer trabaja actualmente en la campaña presidencial del aspirante al primer cargo de la Nación.

Ante esta afirmación, la campaña de Zuluaga señaló en un comunicado que contrató los servicios de esa empresa, sin tener conocimiento de que al parecer se estaban desarrollando actividades ilegales.

"En el mes de febrero, Lina Luna ofreció un equipo de trabajo para apoyar la campaña en redes sociales y seguridad informática, liderado por su esposo Andrés Sepúlveda; un equipo creativo y publicitario encabezado por su cuñado Luis Carlos Sepúlveda y un apoyo en coordinación de equipos regionales por Jorge Ardila, tío de su esposo y de su cuñado", aseguró el Centro Democrático en la nota.

La campaña de Óscar Iván Zuluaga agregó que no se le puede relacionar con ningún tipo de actividad ilegal.

Allanamiento

El allanamiento del inmueble, donde al parecer funcionaba una sala de interceptaciones, cuya operación era similar a la de la casa Andrómeda, en el sector de Galerías, fue adelantado por un grupo especial del CTI de la Fiscalía en la calle 93, en el norte de la capital del país.

En el operativo adelantado por la Fiscalía fueron decomisados varios aparatos electrónicos, como usb's y computadores, los cuales serán sometidos a una minuciosa revisión técnica para valorar la información contenida.

Los investigadores del caso informaron que durante la diligencia judicial se presentaron varias capturas, las cuales serán claves para esclarecer posibles responsabilidades penales.

Las informaciones preliminares indican que, al parecer, esta sala de interceptaciones estaba al servicio del "mejor postor".