Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Obama califica de "valientes" esfuerzos de paz en Colombia, aunque advierte que "no será fácil"

El presidente de EE.UU., <b>Barack Obama</b>, elogió los "audaces" y "valientes" esfuerzos del presidente <b>Juan Manuel Santos</b> para lograr la paz para el país, a través de la negociación con las Farc, aunque subrayó que ese proceso "no será fácil".

Tras la reunión que mantuvieron ambos en la Casa Blanca, Santos agradeció el apoyo expresado por Obama a ese proceso, sostuvo que "va por buen camino" y señaló que el respaldo tanto de EE.UU. como de toda la comunidad internacional será decisivo para su éxito.

Obama recibió a Santos en el Despacho Oval, donde ambos estuvieron reunidos durante algo más de una hora y abordaron el estado de las negociaciones de paz con la guerrilla de las Farc y los resultados del TLC bilateral, entre otros asuntos.

Según se indicó, Obama le dijo a Santos que Estados Unidos es un aliado comprometido con Colombia y que aunque aún existen "desafíos" pendientes en torno al proceso de paz con la guerrilla de las Farc, el simple hecho de las negociaciones "es una señal al pueblo de Colombia" de que hay "un enorme potencial" para superar el conflicto que arrastra el país desde hace medio siglo.

Obama abogó también por continuar con la cooperación en seguridad entre EE.UU. y Colombia, y afirmó que el "éxito" de esa alianza durante los últimos años ha permitido ampliar la agenda bilateral para colaborar en otros asuntos como la educación, la energía y las nuevas tecnologías.

Al respecto, Santos destacó que la relación bilateral "está en su mejor momento en muchísimo tiempo".

El mandatario colombiano se centró en remarcar la cooperación que mantienen EE.UU. y su país para mejorar la seguridad en Centroamérica y el Caribe, y dijo que las acciones conjuntas en esta materia "se van a triplicar" hasta finales de 2014.

Sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) bilateral, que entró en vigor en mayo de 2012, Obama enfatizó el "éxito" de su aplicación, porque "ha creado empleos" tanto en EE.UU. como en Colombia, aunque indicó que hay "algunos detalles" en los que seguir trabajando.

Por otro lado, Obama reiteró el apoyo de EE.UU. a que Colombia forme parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que aprobó el ingreso de ese país en septiembre pasado.

Previamente, una fuente de Estados Unidos dijo que el Gobierno del país norteamericano apoya "rotundamente" el proceso de paz iniciado por el presidente Santos con las Farc, así como los "avances en materia de derechos humanos y laborales" logrados durante su administración, incluida la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

El presidente de EE.UU. felicitó a Santos por esos avances, pero dejará claro que aún hay "retos por resolver" para impulsar la seguridad y economía colombianas, como la necesidad de más inspecciones para evitar "violaciones del código laboral".

Tras su visita a la Casa Blanca, Santos intervendrá en una sesión protocolaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), se entrevistará además con la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y con el presidente de ese hemiciclo, el republicano John Boehner.

A continuación, Santos dará un discurso en el Club Nacional de la Prensa y asistirá a una cena ofrecida por el Consejo Atlántico, un centro que promueve la cooperación transatlántica.

Alianza para el progreso

Santos, como ya había adelantado en Miami, dijo que transmitió a Obama su propuesta de crear una alianza conjunta "para la prosperidad y la paz" en toda Latinoamérica.

"Voy a proponer a Obama que, así como hace 50 años el presidente (John F.) Kennedy fue a Colombia a proponer la Alianza para el Progreso, ahora podemos revivir una alianza de este tipo, una Alianza para el progreso y por la paz", señaló Santos horas antes del encuentro con el mandatario estadounidense.

Otro de los propósitos del viaje de Santos es atraer más inversión e interés del sector productivo estadounidense por Colombia en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC), en vigor desde mayo de 2012.

La visita de Santos se produce apenas 13 días después de su anuncio de que se presentará a la reelección, por lo que la Casa Blanca ha querido matizar que la cita no debe interpretarse como un respaldo de Obama a la campaña de su homólogo colombiano.

"Esto no es una expresión de apoyo a un candidato en particular, sino una muestra de apoyo al pueblo de Colombia", afirmó un funcionario estadounidense.

Dijo que "con Colombia tenemos una relación que no se basa en una administración en particular, sino en lazos muy fuertes entre los dos Estados".

Proceso de paz

Por su parte, el embajador de Colombia en Washington, Luis Carlos Villegas, afirmó que el proceso de paz de La Habana era un tema primordial de la agenda entre los presidentes Barack Obama y Juan Manuel Santos.

El diplomático afirmó que existe "un interés genuino sobre la paz en Colombia, porque es la paz regional". Agregó que "la discusión que se está desarrollando en La Habana sobre Narcotráfico es de gran interés para los EE.UU".

Al ser consultado sobre los planteamientos hechos por los voceros de las Farc desde Cuba sobre la legalización de la coca con fines terapéuticos, Villegas se limitó a decir: "Dejemos que esa conversación en La Habana surja. Este es un asunto que debe mirarse con integralidad y no hay ningún tema que deba dejarse de lado".

Villegas destacó también que las relaciones con EE.UU. han evolucionado favorablemente para Colombia, que los temas ya no son los mismos y que ahora se incorporan áreas que tienen que ver con la cooperación en educación, ciencia, cultura y energía.

"En todos estos años, ésta es la etapa en la que las relaciones bilaterales están en su mejor momento, de respeto, de cooperación, en las que el diálogo fluye con transparencia y dinamismo", indicó el Embajador.