Cargando contenido

Foto: Colprensa



El obispo de Tumaco, monseñor Orlando Olave, pidió al Gobierno nacional no levantar el cese el fuego bilateral con el ELN pese a la masacre de 13 personas en Nariño.

De acuerdo con el monseñor Olave, este tipo de situaciones son los pagos que la sociedad tiene que dar, añadiendo que es mejor hacer la guerra que la paz.

“Es muy fácil desde un escritorio decir que se acabe pero hay que hacer testarudos con este tipo de procesos no son fáciles y desafortunadamente estos son los pagos qué hay que dar”, recalcó Monseñor Olave. (Lea también: Autoridades confirman 13 muertos tras enfrentamientos de bandas criminales en Magüí Payán)

Además el obispo de Tumaco manifestó que la región de Magüí Payán en Nariño sienten inseguridad en la zona por la presencia de organizaciones armadas al margen de la ley.

“Pedimos a las autoridades que redoblen los esfuerzos para garantizar la seguridad de la región, porque la comunidad se siente insegura y sola”, sostuvo el monseñor Olave.

Cabe recordar que la Defensoría del Pueblo advirtió que la guerrilla del Eln había violado el cese bilateral al fuego por la masacre de 13 personas, luego de información recopilada por los habitantes de la zona de Magüí Payán.

En su momento, la Fiscalía señaló que de acuerdo con las primeras informaciones de la investigación han arrojado que dos de las personas que murieron tenían en su contra una orden de captura porque al parecer habrían participado en el secuestro de un exintegrante de las Farc.