Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Docente y activista secuestrado.
Cortesía

Se cumplieron 72 horas del rapto del docente y activista Eduardo Díazgranados, en el sector conocido como limoncito, zona rural del municipio de Maicao, muy cerca de la frontera con Venezuela, cuando éste, en compañía de otras dos personas, regresaba de realizar un trabajo de concertación en el territorio ancestral wayúu.

La autoridades mantienen el plan candado en la región, con el fin de evitar que el secuestrado sea sacado del departamento o del país, a través de las trochas en la frontera con Venezuela; sin embargo, hasta el momento no hay resultados, por eso el gobernador Nemesio Roys solicitó apoyo al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, para que la búsqueda también se realice vía aérea.

“La presencia de las autoridades en la zona rural del municipio, en límites con Venezuela es permanente, y la búsqueda de este ciudadano no cesa desde el mismo momento que conocimos el hecho”, señaló el secretario de Gobierno de Maicao, Rafael Solano.

Lea también: Rescatan a dos de los tres contratistas plagiados en zona rural de Maicao

Así mismo, se han ofrecido hasta 20 millones de pesos de recompensa para quien brinde información que permita rescatar sano y salvo al docente, quien trabaja como enlace entre las comunidades indígenas y una de las empresas que instala proyectos de energía eólica en la península.

“Hemos rechazado de manera enérgica este hecho delictivo y no paramos en articulación con todas las autoridades para retornar a esta persona al seno de su hogar. En ese sentido, la Gobernación ofreció 10 millones y nosotros 10 millones más para quien nos dé información que resulte útil en este propósito”, señaló el alcalde de Maicao, Mohamed Dasuki.

Le puede interesar: Más de 200 familias damnificadas por invierno en Riohacha reciben ayudas humanitarias

La familia del activista ha manifestado su preocupación puesto que Díazgranados sufre de diabetes y debe consumir medicamentos, de manera diaria, para controlar esta enfermedad. Sostienen que hasta el momento no se han comunicado con ellos para hacer alguna exigencia económica, por lo que desconocen el por qué del plagio.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.