La Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, Codhes, el Instituto Pensar y la Pastoral Social enviaron una carta al Gobierno Nacional, con el fin de que se garanticen los derechos de los más de 1.273 cubanos represados en el municipio de Turbo, Antioquia. “Hacemos un llamado al Gobierno Nacional y a los Gobiernos de la región a tomar medidas urgentes que garanticen el goce efectivo de los derechos de los migrantes, frente a la crisis humanitaria que se presenta. De manera especial expresamos profunda preocupación por la integridad de los niños y niñas, las mujeres embarazadas y personas enfermas”; manifiesta el escrito. El documento además menciona su preocupación tras el anuncio de deportación a los emigrantes y solicitan que se “tomen todas las medidas necesarias que protejan los derechos de las personas migrantes, su derecho a la libertad, la integridad personal, el debido proceso, la protección judicial, el derecho a solicitar y recibir asilo, el principio de no devolución y a la unidad familiar” Las entidades aseguran que es necesario valorar los riesgos que deben padecer los emigrantes que buscan llegar a Estados Unidos utilizando Colombia como puente para su destino. “Estas rutas migratorias son muy riesgosas por: 1. Las condiciones geográficas inhóspitas, ya que se trata de una selva; 2. El elevado riesgo de naufragio en la vía marítima por las condiciones precarias de las embarcaciones y el accionar de los coyotes; 3. La presencia de actores armados ilegales y 4. La alta probabilidad de ser víctimas de múltiples redes ilegales violatorias de los derechos humanos” Las ONG piden además que tanto migración Colombia como la Cancillería evalúen la decisión sobre la deportación y se logre llegar algún acuerdo con los emigrantes.