Cargando contenido

Foto: AFP



El representante Especial del Secretario General y jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, Jean Arnault le solicitó al Gobierno y a los delegados del ELN que tomen una decisión a mediados de diciembre, sobre la eventual prórroga del cese el fuego bilateral que culminaría el 9 de enero.

Esto dado el tiempo que se necesitaría para que el Consejo de Seguridad decida la posible ampliación del mandato en relación con dicho cese y se hagan los ajustes necesarios en el seno de la propia misión.

Así lo indicó el secretario General de la ONU, Antonio Guterres, en el informe enviado al Consejo de Seguridad de ese organismo, en el cual además recomienda que pese a las limitaciones de la Misión de Verificación, renueve “el mandato de la Misión en relación con el cese al fuego entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional si ambas partes decidiesen prorrogarlo, e indicar los posibles requisitos a ese fin ”.

Sin embargo, en ese mismo informe que contiene el balance de la Misión, Guterres deja entrever que la prórroga depende del ELN que ha señalado que por “ la complejidad de los factores políticos y militares que intervienen en esta decisión, incluidos sus recelos respecto a la implementación del cese al fuego hasta la fecha, necesita llevar a cabo consultas internas exhaustivas que se están celebrando en la actualidad”, en el Chocó, Arauca, Catatumbo y otras regiones del país.

El Gobierno de Colombia ha indicado que es firme partidario de una prórroga del cese el fuego que termina el 9 de enero, “dado el tiempo que, de prorrogarse el cese al fuego, se necesitaría para que el Consejo decidiese acerca de una posible ampliación del mandato de la Misión en relación con dicho cese al fuego (y los ajustes necesarios en el seno de la propia Misión), el representante Especial ha solicitado a las partes que tomen una decisión antes de mediados de diciembre de 2017”, puntualiza el secretario General de la ONU, Antonio Guterres.