Cargando contenido

También recomendó que la Policía y el Ejército queden bajo la supervisión del Ministerio del Interior.

Homenaje al joven Dilan Cruz, muerto en Bogotá
Un estudiante sostiene una pancarta que representa a Dilan Cruz, el joven manifestante herido por un miembro del Escuadrón Antidisturbios Móviles (ESMAD) durante una protesta contra el gobierno colombiano y murió ayer, en Bogotá.
AFP

Alberto Brunori, representante del Alto Comisionado de la ONU, aseguró que en desarrollo del paro nacional, se presentaron algunos casos en los que el Esmad se excedió en el uso de la fuerza.

También reconoció que hubo ataques contra la empresa privada y la Policía. "Ha habido algunos casos de respuesta que excedieron el uso de la fuerza; hubo en general manifestaciones pacíficas, sin embargo, también se presentaron ataques contra la Policía, la infraestructura privada y eso no es propio de la protesta pacífica. En ese sentido, invitamos a la Fiscalía a individualizar y no a criminalizar toda la protesta y a capturar a los responsables".

En el marco de la entrega del informe anual de la ONU sobre los Derechos Humanos en Colombia, Brunori instó al Esmad a que acate las directrices internacionales en cuanto al uso del armamento y se refirió específicamente al caso de Dilan Cruz.

Lea además: Exmagistrada Stella Conto: No está mal reconocer ser víctima de maltrato intrafamiliar

"En ese caso de Dilan Cruz, nosotros llegamos a la conclusión que pudo haber sido una ejecución", afirmó.

En ese sentido, el representante del Alto Comisionado de la ONU en Colombia, aseguró que  la Policía debería quedar bajo la supervisión del Ministerio del Interior.

“Entre las otras recomendaciones, dice que deberían separarse la Policía del Ejército para que la institución sea ubicada por debajo del Ministerio del Interior, porque, tanto en temas de seguridad como la protesta social, se han dado casos en Barranquilla donde el Ejército ha entrado con armas largas a pesar de que no hubiese ninguna amenaza a la vida”, señaló.

Brunori, durante el informe, también reveló que en el año 2019 se registraron 36 masacres, la cifra más alta desde 2014. En ese sentido, agregó que la tasa de homicidios indica la existencia de violencia endémica en el país.

Lea también: Capitán del Inpec fue acusado por la fuga de Aida Merlano

"En 2019 continuamos observando la persistencia de altos niveles de violencia que generaron graves violaciones a los Derechos Humanos; la tasa nacional de homicidios en 2019 fue de 25 por cada 100.000 habitantes, lo que indica la existencia de un nivel de violencia endémica", indicó.

En ese sentido, Brunori agregó qué "registramos 36 masacres, la cifra más alta desde 2014".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido