Naciones Unidas emitió el informe del último trimestre de 2017, sobre la Misión de Verificación en Colombia en el que manifiesta su preocupación por el incremento de los asesinatos de líderes sociales y la proliferación de grupos armados ilegales en distintas zonas del país, en especial en los territorios que abandonó las Farc.

En ese sentido, el documento cita que,"La Misión expresa su preocupación por los asesinatos de un dirigente afrocolombiano y de dos agricultores indígenas awá, ocurridos en Tumaco en octubre, y por el asesinato de un gobernador indígena en Chocó, que también tuvo lugar en en el mismo mes, y que fue reivindicado por el Ejército de Liberación Nacional".

Dentro del balance, la ONU también resalta la importancia de la dejación de las armas de las Farc y su paso a la política, razón por la que hizo un llamado al Gobierno para que garantice la seguridad de todos los candidatos de los diferentes partidos en la jornada electoral de 2018.

Otro de los puntos que cuestiona el informe, es la falta de interés que tuvo el Congreso para permitir la creación de las circunscripciones especiales de paz que iban a ocupar las víctimas del conflicto.

Además, en torno a la construcción de la paz, el organismo hace un llamado al Estado para que prolongue el cese al fuego con el ELN, ya que resalta que las comunidades en las zonas donde opera esa guerrilla manifiestan una mejoría en la situación humanitaria.

Consulte el informe completo: Informe-Sec-Gnal-Mision-ONU-Colombia