Cargando contenido

Foto: AFP


El representante  del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, Todd Howland, les envió un mensaje al Gobierno y al ELN para que respeten a la población civil.


Pese a que el pasado 9 de enero se levantó el cese el fuego bilateral, Howland les recordó a las partes que también tienen “obligaciones” en materia del Derecho Internacional Humanitario (DIH).


“Como Oficina del Alto Comisionado queremos recordar a las partes que aunque no hay cese del fuego, todavía hay obligaciones de Derechos Humanos y de DIH y que las partes tienen que respetar a la población civil”, aseguró el delegado del organismo internacional.


Howland manifestó que no pueden atacar y hacer daño a la población civil, ya que estarían violando las tratados internacionales a los que Colombia se ha sumado.


Además, dijo que “cada día que hay un conflicto armado hay implicaciones y violaciones de Derechos Humanos”, por lo que hizo un llamado a las partes para que reinicien lo más pronto posible las negociaciones y se pueda acordar un nuevo cese el fuego bilateral.