La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios reportó que 1.088 personas han sido deportadas desde Venezuela. El coordinador del Sistema de Naciones, Fabizio Hochschild aseguró que ese organismo no ha recibido una solicitud formal para intervenir en la crisis de la frontera con Venezuela desatada por el estado de excepción decretado desde el pasado 21 se agosto. Hochschild se declaró confiado en que la situación se resuelva por la vía diplomática al tiempo que expresó la disposición de Naciones Unidas para prestar sus buenos oficios en la atención humanitaria que requieren los más de mil colombianos deportados desde el país vecino. "No se ha presentado ninguna demanda formal a la ONU para resolverlo creo que hay un diálogo, una comunicación eficaz entre los dos países como lo vimos ayer en la reunión de las Cancilleres y no dudo que a través de ese diálogo se va a resolver la crisis de manera bilateral", señaló. De otro lado, el representante en Colombia del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Roberto De Bernardi, se declaró preocupado por la situación de los niños separados de sus padres como consecuencia de las deportaciones masivas. "Yo creo que el Gobierno ya está haciendo lo que tiene que hacer a través de todos los pasos diplomáticos y a través de las intervenciones en la áreas donde de concentran estos niños, estamos en contacto permanente con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar", añadió. La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas reportó que 1.088 personas han sido deportadas desde Venezuela, de las cuales 244 son menores de edad. Según el reporte, 369 personas ya retornaron a sus lugares de origen mientras que 929 permanecen en albergues.