Al término de una reunión entre los integrantes de la Comisión de Paz del Congreso y el Consejo de Seguridad de la ONU quedó claro que si las partes así lo deciden podría extenderse el plazo para la entrega de todo el armamento de las Farc.

Jean Arnault, jefe de la Misión de Naciones Unidas en Colombia, afirmó que al interior de la organización reconocen que se necesitará más tiempo de lo previsto para cumplir con la devolución de las caletas con armas que tiene la guerrilla en todo el país.

“En lo que toca al proceso de extracción de caletas hay una realidad que se impone a nosotros y es que se va a necesitar más tiempo para este particular”, señaló.

“Se anunciaron 900 caletas, 400 con armas, 500 con explosivos y tenemos que reconocer en la ONU que nos vamos a gastar más tiempo en eso”, añadió.

Sin embargo, la ONU aclaró que el día D+180 para la dejación de armas personales se está cumpliendo y por ahora sigue en pie.

El embajador de Uruguay y presidente del Consejo de Seguridad, Elvio Rosselli, sostuvo que “por el momento estamos trabajando dentro del D+181, iremos viendo toda la evolución y ese es un tema que corresponde al acuerdo y a la resolución entre los colombianos”.

María Emma Mejía, embajadora de Colombia en la ONU, señaló que hay tiempo suficiente para cumplir con la entrega de las caletas antes de que el componente civil llegue para apoyar el proceso de reinserción.

“Lo que se pidió es el cumplimiento de los 180 días para lo que son las armas personales y hasta septiembre, cuando se cumple el año de la Misión, ese tiempo podría utilizarse para la entrega de las caletas”, indicó.

Matthew Rycroft, el embajador británico, espera que cualquier dificultad que se presente en todo el proceso de implementación del acuerdo de paz, se solucione lo más pronto posible.

Congreso pide mayor vigilancia en la ocupación de los territorios dejados por Farc

Las comisiones de Paz del Congreso de la República manifestaron a los integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU que es necesario acelerar la llegada de las Fuerzas Militares a los territorios que están siendo dejados por las Farc en medio de este proceso de desmovilización.

El senador Roy Barreras afirmó que “hemos pedido a las partes y al propio sistema de Naciones Unidas hacer todos los ajustes del Estado para garantizar que el territorio verdaderamente sea ocupado por las fuerzas legítimas del Estado y no por otros grupos delincuenciales que hoy siguen desangrando al país”.

De igual forma piden que las Farc cumplan con la identificación de los milicianos y los caleteros para que pronto arriben a las zonas veredales y se cumpla con la total entrega de armas.