Luego de conocerse desde La Habana el anuncio sobre el acuerdo recíproco entre el Gobierno Colombiano y las Farc para lograr un cese el fuego bilateral y definitivo, varios sectores han reaccionado a favor y en contra de las declaraciones.   El presidente Juan Manuel Santos se pronunció mediante su cuenta de Twitter, señalando que dichos acuerdos son un paso importante para la paz.   "Anuncios de negociadores en La Habana son un paso importante para avanzar en acuerdos. A las 8 pm en alocución me referiré a sus alcances", escribió el mandatario.   Por su parte el alcalde Gustavo Petro aseguró que el camino de la paz debe estar enmarcado en un cese bilateral de las acciones militares.   A través de su cuenta en Twitter, el mandatario de Bogotá indicó que "en mi opinión un cese bilateral al fuego es el fin de la guerra, pero garantizarlo depende de una pluralidad de zonas de concentración".   Para la ex candidata a la Presidencia, Marta Lucía Ramírez, es un error que el Gobierno haya anunciado que a partir del 20 de julio pondrá en marcha un proceso de desescalamiento de acciones militares, ya que no podrá combatir a los otros actores armados del país.   "Me parece el anuncio de que el Gobierno también vaya a bajar sus acciones militares contra ellos, no es un buen anuncio, por que los militares no tienen cómo saber si en un momento determinado ven una gente armada, vestida de camuflado, no saben si son de las Farc, del ELN o de las Bacrim", dijo Ramírez.   Además, aseguró que el gobierno le está <i>"dando gabelas"</i> a las Farc para que se fortalezcan, ya que es el grupo guerrillero el que tiene que dar muestras de desescalamiento del conflicto.   El excomisionado de paz, Camilo Gómez, sostuvo que "es un cambio de fondo en la estrategía del Gobierno, es extraño que este cese bilateral empiece a ser discutido".   Gómez señaló con preocupación que no hay garantías claras con respecto a las organizaciones internacionales que harán la verificación.   Finalmente, argumentó que no cree que el acuerdo final se dé en los próximos meses, teniendo en cuanta que temas álgidos como la justicia transicional aún no han sido resueltos.   Por su parte, la presidenta del Polo Democrático, Clara López, dijo que es una gran noticia para el país y para los que quieren la paz, además, sostuvo que el 20 de julio será recordada como una fecha especial para Colombia.   "Es una gran noticia para Colombia, una gran noticia para el pueblo colombiano, una gran noticia para quienes defendemos el proceso de las paz en La Habana y solamente puedo dar mis votos para que prontamente lleguen a los acuerdos, que se ve que se están acercando todos los días más, el 20 de julio va a ser una fecha histórica de lo que será el comienzo del cese del fuego bilateral”.   Analistas ven con buenos ojos un eventual cese al fuego El director de la Fundación Paz y Reconciliación, León Valencia, aseguró que el anuncio que se dio en La Habana demuestra que el proceso de paz va por buen camino y que su fin puede ser más pronto de lo que los colombianos esperan.   “Es una buena noticia, el país ha sufrido mucho después de la ruptura del cese de hostilidades, esto lo recibimos como un alivio, yo creo que esto define que vamos en un momento decisivo de las conversaciones, estamos llegando a un acuerdo definitivo entre Gobierno y Farc”, dijo Valencia.   Para León Valencia, es importante que los colombianos entiendan que la forma para solucionar el conflicto en el país es a través del diálogo.   El analista político Juan Manuel Charry, destacó que lo más importante de los términos que comenzarán a pactar las Farc y el Gobierno para lograr en el menor tiempo posible un cese al fuego bilateral es que pueda ser verificable.   "Que se den las condiciones para que haya un fuego bilateral que sea verificable y que haya garantías y efectos para su cumplimiento, es importante para desescalar el conflicto interno colombiano". Por último, el analista político aseguró que este anuncio del Gobierno y las Farc devuelve la confianza en el proceso.   “La gente no entiende cómo se negocia en La Habana y al mismo tiempo se intensifican los ataques en el país, yo creo que ya eso de negociar en medio del conflicto se agotó”.   Entre tanto, el analista  aseguró que este anunció permite reorientar de nuevo el proceso de paz que en la actualidad “está pasando por una crisis”, también dijo que es muy positivo que los puntos finales del proceso se discutan con un desescalamiento del conflicto.   Pero para el investigador internacional John Marulanda, este anuncio no está lejos de ser un cese bilateral del fuego disimulado, con lo que las Farc estarían logrando los objetivos que se propusieron desde el comienzo de las conversaciones: que las Fuerza publica reduzca la presión para ellos poder mantener sus planes estratégicos. Militares retirados se mostraron preocupados por anuncio El ex comandante del Ejército Nacional, General (R) Nestor Ramírez, consideró que las Farc tratarán de empezar a ganar la guerra en la mesa de negociaciones.   Por su parte, el presidente de la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares, general Jaime Ruiz, señalò que el desescalamiento es una exigencia de las farc que busca disminuir al máximo cualquier riesgo que pueda significar la actuaciòn efectiva de las Fuerzas Militares y de la Policìa.