Cargando contenido

Foto Cortesía



Un juez de conocimiento revocó en segunda instancia la libertad que le fue concedida al exfiscal anticorrupción en Córdoba, Daniel Díaz Torres, investigado por el denominado escándalo del 'cartel de la hemofilia' en ese departamento.

El despacho ordenó la captura inmediata de Díaz Torres, quien es procesado por supuestamente de recibir 300 millones de pesos del senador Musa Besaile, para retrasar las investigaciones por las presuntas irregularidades en el programa de salud.

Las autoridades señalaron que el exfiscal se encuentra en la ciudad de Medellín.  El funcionario judicial ordenó la reclusión del investigado en un centro de reclusión para adelantar el proceso penal en su contra.

La Fiscalía General le imputó en octubre de 2017 los delitos de cohecho propio por dar u ofrecer, y concierto para delinquir, de los cuales se declaró inocente. 

Según indicó la Fiscalía en la imputación, "entre los años 2013, 2014, 2015, y 2016, el exsecretario de Salud José Jaime Pareja, junto con otras personas se apropió de cerca de 50 mil millones de pesos, pertenecientes al programa para la salud en el departamento de Córdoba".

En la investigación se reseñó que "Luis Gustavo Moreno, desde la Unidad Anticorrupción, removió a la Fiscal Martha Sepulveda quien adelantaba las investigaciones por el cartel de la hemofilia en Córdoba, para nombrar en ese cargo a Daniel Díaz, y montar el cartel del desfalco y corrupción de la salud en ese departamento".

Los señalamientos apuntan contra el Fiscal Daniel Fernando Díaz de quien la Fiscalía afirma "que estaba retrasando las investigaciones contra el Senador Musa Besaile, el Gobernador de Córdoba, hermano de Musa Besaile, Edwin Besaile, y al ex secretario de Salud de Córdoba José Jaime Pareja, por apropiarse de fuertes sumas de dinero del programa de salud de Córdoba para tratamientos de la hemofilia".

Bajo ese entendido la Fiscalía, añadió que "el Fiscal Daniel Fernando Díaz Torres conocía el entramado de corrupción del cartel de la hemofilia, y quienes eran sus principales partícipes. Sabía cuáles eran los intereses de las dos IPS gravemente cuestionadas por este caso. Las IPS" Unidos por su Bienestar", y "San José de la Sabana", representandas por el señor Guillermo Pérez Ardila, llamado también a imputación de cargos por estos hechos".

La Fiscalía señala "al exfiscal Anticorrupción Luis Gustavo Moreno de cobrar a través del abogado abogado Leonardo Pinilla, la suma de 1.500 millones de pesos al ex secretario de Salud de Córdoba José Pareja para no judicializarlo, así como al actual Gobernador Edwin Besaile, para no las investigarlo".

Por estos hechos la Fiscalía ordenó investiga al exdirector anticorrupción Luis Gustavo Moreno, el abogado Luis Leonardo Pinilla Gómez, el senador Musa Besaile, y el representante de las IPS, Guillermo Pérez Ardila,