Un juez de garantías de Bogotá ordenó la exhumación al cuerpo del teniente de la Policía Mario Vianey Gamboa, en relación con las investigaciones por su extraña muerte ocurrida a finales de 2012.

El juez acogió la petición de la defensa del intendente Francisco Unigarro, detenido y procesado por este hecho en relación con su presunta responsabilidad en el homicidio del teniente Gamboa durante un operativo contra una banda de apartamenteros en el sur de Bogotá.

Al respecto el abogado de víctimas, Jesús Vergara, explicó que la defensa de Unigarro trata de demostrar que el homicidio se cometió con un arma de largo alcance y no con una pistola como intenta demostrar la Fiscalía, lo cual excluye a su cliente de toda responsabilidad.

"Se realizó esta audiencia en la que un juez de control de garantías donde se solicitó por parte de su defensor la exhumación del cadáver, para determinar si el proyectil que causó la muerte del teniente había sido producido por un arma de alta o baja velocidad" indicó.

La exhumación del cadáver se realizará por parte de Medicina Legal en los próximos días, y la condición para dicho procedimiento es que será realizado por el perito que adelantó la primera autopsia.