Cargando contenido

Un Juez de Montería ordenó  la libertad  condicional  a Guillermo  Pérez Ardila, representante legal de la IPS Unidos  por su Bienestar  quien se encontraba  recluido en  la cárcel Las Mercedes de esta ciudad.

El despacho luego de sustituir la medida de aseguramiento ordenó que  uno de los  cerebros del ‘Cartel de la Hemofilia’ utilice brazalete electrónico como mecanismo de vigilancia, que  no salga del país  y tenga buena  conducta  individual. Además el  pago una caución de siete millones de pesos.

A Pérez Ardila luego de entregarse a la Fiscalía le imputaron los delitos concierto para delinquir y peculado por apropiación.

Las investigaciones de la Fiscalía develaron que muchos de los pacientes beneficiados con los pagos y suministro del medicamento NO POS denominado Factor VIII no sufrían la enfermedad hemofilia y otros que sí lo padecían no tenían acceso a los medicamentos, ni recibieron oportuno tratamiento.

Se logró probar  que se aumentó el número de paciente  en Córdoba  supuestamente con hemofilia  en contra las estadísticas que llevan las autoridades  nacionales de salud provocando la malversación de 42 .000 mil millones de pesos.