Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Organización de mujeres busca respaldo en denuncias de violencia sexual

La corporación Mujer sigue mis pasos, dirigida por María Eugenia Cruz, convocó a una gran jornada de denuncia y atención integral a víctimas de la violencia sexual, tras calificar el hecho como un "delito invisible" que necesita reconocimiento para alcanzar la justicia.

"La violencia sexual es un delito invisible. Muchas de las mujeres en el marco del conflicto armado y fuera de él también han sido víctimas de violencia sexual. Ellas sí quieren denunciar, pero lo que nos han dicho la Fiscalía, el Gobierno, es que ¿pero, dónde están las mujeres víctimas de violencia sexual?", expresó.

De acuerdo con la líder en derechos humanos, el problema fundamental radica en la falta de respaldo que las víctimas de la violencia sexual expresan, dado que no hay cultura de la atención para este tipo de criminalidad.

"Hemos identificado cuáles son las barreras, cuáles son los obstáculos, ¿qué es lo que está pasando?", se preguntó.

Dijo que el trabajo de la Corporación Mujer sigue mis pasos está enfocado en generar los espacios adecuados para facilitar la denuncia: "Tenemos un modelo alternativo que atiende a las víctimas, que acerca a la institucionalidad a las víctimas, porque hay muchas mujeres que sienten temor, entonces la institucionalidad viene hasta acá".

Con la jornada colectiva, sostuvo que se trata de un ejercicio para optimizar recursos y generar confianza entre las mismas víctimas.

"Nosotras no llamamos a las mujeres, es un trabajo de mucho tiempo, es un tema de participación, que nos permite ganarnos la confianza, y cuando están un poco listas, ellas mismas piden esta jornada para poder denunciar y ha funcionado que las jornadas sean colectivas porque tenemos una metodología en donde ellas hablan, rompen el silencio y se apoyan", anotó.

En este mismo sentido, la organización mantiene su denuncia sobre las dificultades encontradas para que se logre justicia, en lo que tiene que ver con la reparación a las víctimas de violencia sexual.

"Hemos encontrado dificultades porque la Ley de justicia y paz, que es la que recibe a las víctimas de ese delito en el marco del conflicto armado, no se adecúo a la necesidad de las mujeres", concluyó.