Los pacientes de la EPS Capital Salud han tenido que hacer largas filas que rebosan las cuadras, para reclamar los medicamentos a los que tienen derecho, dado que en todo Bogotá, solo hay dos farmacias autorizadas y quedan en el norte de la ciudad.

En una de las farmacias de AudiFarma, la empresa con convenio para entregar los medicamentos, las personas tienen que hacer fila desde las 3 de la mañana y aseguran que en ocasiones, no encuentran completa la receta médica.

"Necesitamos que por favor el señor Alcalde o alguien que tenga la competencia de esto, que por favor nos colabore, que seamos humanos con el servicio de la salud. Nos dijeron que cerraron los puntos porque Capital Salud ya no tiene convenio con los puntos que había en Candelaria, en el Tunal, en otras partes", afirmó uno de los usuarios.

Las farmacias autorizadas quedan en la calle 53 con carrera séptima y en la calle 134 con carrera 17, hasta el momento, las autoridades no han dado respuesta a los usuarios del servicio de salud, quienes califican como injusto, tener de desplazarte de localidades como Ciudad Bolívar, Kennedy, y Fontibón, para reclamar los medicamentos que necesitan.