En las últimas horas, funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal realizaron cuatro procedimientos de registro y allanamiento, logrando la captura de dos personas por el delito de receptación y la incautación de 43 teléfonos celulares que figuraban como reportados ante los operadores y las autoridades.

Esta actividad policial se da en cumplimiento de la estrategia contra el hurto a celulares que busca contrarrestar la compra y venta de dispositivos móviles hurtados en la capital del Cauca.

Según los funcionarios, se trata de dispositivos móviles encontrados en varios locales comerciales y en una residencia al oriente de la ciudad que no contaban con la documentación que acreditara su procedencia, algunos presentaban modificación en su número IMEI y otros tenían reportes ante las autoridades judiciales y los operadores de telefonía.

Este operativo se suma a uno realizado a mitad de año en cerca de 120 locales; de los cuales 14 de ellos fueron allanados bajo orden judicial y 107 fueron intervenidos, encontrando así gran cantidad de celulares hurtados y más de 5.000 accesorios, todos ellos extraídos de dispositivos robados, los cuales eran comercializados en estos establecimientos comerciales, ubicados en el centro histórico de la capital del Cauca.

En este operativo fueron capturadas diez personas ya que fueron sorprendidas comercializando estos elementos hurtados o portando grandes lotes de Smartphones de procedencia ilícita.